Griñán, con Sánchez tras firmar en el libro de honor. :: J. C. CORCHADO
Ciudadanos

Griñán exige «disciplina» y da un toque de atención a la dirección provincial del PSOE

El presidente de la Junta escenifica, en su primera visita oficial a Jerez, su «total apoyo y solidaridad» a la gestión de Pilar Sánchez

Actualizado:

Desde que José Antonio Griñán tomó el relevo de Manuel Chaves al frente de la Junta, su tensa relación con la dirección provincial del PSOE no es ningún secreto. Especialmente con el presidente de Diputación, Francisco González Cabaña, desde aquel desplante inicial al ofrecimiento que le hizo Griñán en su nueva Ejecutiva. La falta de apoyo a la candidatura de Pilar Sánchez -que Cabaña ha negado y negará y atribuye a «filtraciones internas interesadas»- tampoco mejoró las relaciones, si bien la crisis abierta por las palabras del dirigente socialista José Luis Blanco contra Cabaña han sido la gota que ha colmado el vaso.

«Unidad, cohesión y disciplina, es lo único que pido a la militancia», remarcó ayer Griñán, tajante. En cuanto a la dirección, el presidente de la Junta exigió «integración y diálogo, porque si no se integra y se dialoga, habrá problemas». Una advertencia y un mensaje nítidos a la cúpula provincial de la formación.

Muy distintas fueron sus palabras para la alcaldesa de Jerez, dando así la razón a quienes opinan que la regidora es su máxima aliada frente al sector 'cabañista'. Expresó su «total apoyo y solidaridad» a la gestión de la primera edil, que ganó las últimas elecciones «con mayoría absoluta» en una ciudad donde «era impensable».

Año y medio después

Unas palabras de aliento que todos esperaban en la ciudad durante la larga guerra de la candidatura, pero que finalmente han llegado cuando ésta ha concluido. Griñán ha apoyado en muchas ocasiones a la regidora, pero nunca había hecho acto de presencia en la ciudad, al menos de manera oficial. El presidente autonómico, en año y medio, sólo ha hecho escala en Jerez para visitar la zona afectada por las inundaciones y con motivo de la celebración del Gran Premio. Ayer firmó en el libro de honor y saludó a los representantes municipales. Asimismo, mantuvo un encuentro de trabajo para dar un repaso a actuaciones que la Junta tiene pendientes en Jerez, como la Ciudad de la Justicia, el Circuito de Velocidad o la construcción del tranvía.

Fue sólo una «toma de contacto», reconoció no obstante poco después en declaraciones a los periodistas, durante la inauguración del centro de atención a personas con esclerosis múltiple Alfonso Perales.

Fuentes municipales recalcaron que la Junta «renovó» su compromiso con los proyectos citados, algunos de los cuales, como la Ciudad de la Justicia, se encuentran en 'stand by'. El consejero Luis Pizarro reconoció hace pocos días en una visita a la ciudad que la Administración autonómica busca financiación privada para desbloquear el la iniciativa, si bien hasta la fecha no hay una ubicación definida.

Sin más trabas

Respecto a Pilar Sánchez, Griñán también renovó su respaldo: «A partir de ahora y hasta las elecciones, la alcaldesa tiene todo mi apoyo como secretario general de los socialistas andaluces», subrayó. Durante la presentación de los candidatos en Sevilla junto a Rodríguez Zapatero, Griñán ya puso a la regidora como «modelo» entre los cabezas de lista regionales. Como se recordará, su primer respaldo a Sánchez llegó el pasado mes de marzo, cuando sorprendió a todos adelantándose al proceso y señalando que «nadie duda» de su reelección como candidata. Fue entonces cuando pronunció sus famosas palabras: «Quitar a un alcalde es muy complicado y no lo quita un partido, lo hace el pueblo». Luego han sido en reiteradas ocasiones los números dos y tres del PSOE regional quienes han avalado a la regidora.

Reprimenda

Algo que no parecía tener tan claro el PSOE provincial, que ayer precisamente se llevó la reprimenda del líder socialista andaluz. El conflicto abierto un día antes de la visita de Griñán a Jerez y Sanlúcar no hacía presagiar nada bueno, y el golpe en la mesa del presidente autonómico con la llamada a filas fue claro.

Más adelante, Griñán dejaba claro que Pilar Sánchez era su candidata para Jerez a pesar del informe enviado por el provincial en el que se desaconsejaba claramente que así fuera. Tras todos estos acontecimientos y el pulso entre las direcciones provincial y regional, el presidente de la Junta hizo ayer una demostración de fuerza.