'Bolívar enamorado 1'. :: L. V.
Sociedad

La faceta más seductora de Simón Bolívar

La exposición 'Bolívar enamorado' podrá verse hasta el 15 de noviembre en el Castillo de Santa Catalina El pintor colombiano Diego Pombo representa al militar y a sus amantes

CÁDIZ.Actualizado:

Icono del independentismo americano, militar implacable y político destacado, Simón Bolívar fue mucho más que eso. Aunque las biografías no se han centrado tanto en otros aspectos y facetas, el 'libertador' fue un gran seductor al que le encantaba el baile. El pintor colombiano Diego Pombo recoge esta otra cara del presidente americano en 'Bolívar enamorado', una exposición de estilo naïf que lo retrata acompañado de sus 'mujeres', en pleno cortejo en lugares paradisíacos y exóticos. «Muchos no saben que tuvo 36 amantes», apunta Pombo, que trabaja en esta colección de pinturas que ahora trae a Cádiz desde hace tres años. Este medio centenar de obras, que pueden verse desde ayer en el Castillo de Santa Catalina, son la mayoría piezas en gran formato. «Mi intención era recoger este aspecto suyo tan humano, su incontenible pasión por las mujeres». Así, aparece retratado cantando serenatas a las féminas, bailando junto a ellas... «Era un gran bailarín, celebraba bailes antes y después de cada batalla». Entre todas esas bellezas, la que ocupó un lugar predilecto en su corazón fue Manuelita Sáez, una destacada patriota ecuatoriana, «su amor de toda la vida».

La exposición muestra un Bolívar siempre dispuesto a la lúdica, a la conquista de mujeres, una persona con mucho humor.

La obra de Pombo juega con lo político, lo religioso y lo erótico a través de piezas llenas de color y un dibujo algo infantil. «Busco ser claro para que la lectura sea fácil de digerir», afirma este artista que explora la vertiente más popular del arte colombiano. «Trato de ser alegre, mi obra celebra la vida, la sátira, el humor y el erotismo».

Acostumbrado a la crítica mordaz, la ironía y la comicidad de su obra pictórica, esta colección es menos feroz que otros de sus trabajos.

Experiencia teatral

No es la primera vez que Diego Pombo expone en Cádiz. «Ya he mostrado otras obras aquí y además, en el año 1991 realicé el cartel del Festival Iberoamericano de Teatro». Y es que además de pintor, Pombo es escenógrafo y se ocupa del vestuario dentro de la compañía colombiana Barco Ebrio, uno de los grupos de teatro que participan en esta edición del FIT. Su obra 'Orgía' responde a esa estética que predomina en la pintura de Pombo. «Sigue esa tendencia de sátira política y un tono claramente irreverente», afirma.

Artista plástico y gestor cultural, Pombo realiza exposiciones por todo el globo desde el año 1983. Su obra, por tanto, es internacional y se caracteriza por las anécdotas barrocas y los colores exaltados. Aparte de la pintura, el cartelismo y la escenografía, cultiva la escultura y la gráfica, disciplinas en las que ha realizado proyectos como 'Jovita Reina Infinita', 'Caliconga' y 'Che-Warhol'.