Patio en General Luque, 8. :: LA VOZ
EXTERIORES ROBADOS

PATIO

Actualizado:

El patio, cercano a la intersección de General Luque con Argantonio, produce al paseante que sabe pasar por alto su degradación un deleite particular. ¿Qué tiene de distinto? Sin duda la rara amplitud asimétrica; sin duda los materiales: añeja losa de Tarifa en el pavimento, cal en las paredes; sin duda las formas: soportales, escaleras abiertas, balconadas corridas sobre vigas de madera descansando en zapatas y pilares igualmente de madera. Algo en este patio nos sabe a Almagro, a Lope, a Imperio español y a dorado siglo XVII, ese tiempo cuyas huellas fueron borradas por las Luces que lo siguieron, sobradas de riqueza y confianza. El XVII fue el precio del esplendor urbano de Cádiz, como la Edad Media lo fue del de París.

Merece esta reliquia una rehabilitación esmerada, que destaque sus valores, que no pretenda suplantar sus peculiaridades populares; merecen sus vecinos unas condiciones de vida dignas, y merecen los gaditanos este remanso de albañilería popular que les recuerda que antes del Cádiz racionalista y marmóreo existió otra ciudad.