sociedad

El vino de Jerez, un nuevo aliado cosmético

Se ha incorporado a la lista de productos alimentarios -como el aceite o la uva- que se utilizan como base para el cuidado de la piel, gracias al trabajo conjunto de un grupo de investigadores de la UCA y un laboratorio jerezano

JerezActualizado:

El vino de Jerez se ha incorporado a la lista de productos alimentarios -como el aceite o la uva- que se utilizan como base de líneas de cosméticos para el cuidado de la piel, gracias al trabajo conjunto de un grupo de investigadores de la UCA y un laboratorio jerezano.

El resultado de esta colaboración ha sido la creación de una gama de productos para la hidratación, la exfoliación y, especialmente, la lucha contra el envejecimiento de la piel, denominada "Enocosmética Skinwine".

El catedrático y profesor de la UCA Carmelo García ha detallado que el proyecto nació hace más de seis años en el departamento de Química Analítica, cuando comenzaron a investigar las cualidades saludables del vino.

García ha resaltado que estos primeros trabajos permitieron descubrir que los restos del vino de Jerez tienen una alta concentración de componentes químicos de elevado poder antioxidante, exfoliante e hidratante.

Los investigadores detectaron que, por ejemplo, los orujos y las lías del Jerez acumulaban -en mayor cantidad que otros caldos- un gran número de moléculas antioxidantes, llamados polifenoles, así como aminoácidos y ácidos grasos esenciales.

Según García, también se descubrieron bitartratos -sustancias de efecto hidratante y exfoliante- en la etapa de enfriamiento del Jerez , así como levaduras con gran capacidad de regeneración celular en las cabezuelas, un resto del proceso de vinificación.

Una vez detectadas todas estas sustancias, el laboratorio comenzó a hacer pruebas de distintas productos para la piel, y se realizaron estudios clínicos con voluntarios para comprobar si el resultado era eficaz, ha destacado el responsable de formulaciones de uso cosmético de Skinwine, José Manuel Carbajo.

Carbajo ha indicado que las pruebas demostraron que el efecto de los nuevos cosméticos era inmediato y que lograban suavizar la piel y darle luminosidad.

Según ha pormenorizado, el vino de Jerez genera estas sustancias de forma espontánea durante su proceso de vinificación, mientras que la uva ha de ser sometida a un cierto "estrés" para que los produzca, y que la concentración de activos anti-envejecimiento es mucho mayor en los caldos.

La salida al mercado de estos productos se ha llevado a cabo siguiendo el concepto "cabin & home", es decir, mediante la creación, por un lado, de productos que sólo pueden ser utilizados por profesionales en centros de belleza, y por otro, de una línea complementaria para uso en el domicilio.

"Hemos elegido el canal profesional porque si entras como un producto de venta masivo, normalmente el cliente -la gran superficie- te marca el precio de venta y hasta el tipo de envase que debes usar, con lo cual, puedes vender mucho, pero no puedes tener ese 'glamour' que pretendemos que tenga el producto", ha asegurado el asesor médico de Skinwine, Cristóbal Corchado.

Corchado ha precisado que, sin embargo, no quieren que se convierta en un cosmético "elitista", sino de "gama media".