andalucía

El PP supera al PSOE en 3,9 puntos y lograría una amplia mayoría


Actualizado:

La crisis está llevando en volandas al PP de Andalucía en las encuestas. Los populares, si se celebrarán hoy las elecciones autonómicas, lograrían una ventaja de casi cuatro puntos (3,9) sobre los socialistas, según se indica en el sondeo de Sigma Dos realizado para este periódico. El partido que lidera Javier Arenas obtendría el 45,7% de los votos, siete puntos más que en los comicios celebrados en el año 2008. El PSOE pierde esos mismos siete puntos y se quedaría en el 41,8% de los sufragios. IU se mantiene como tercer fuerza política con el 6,2%, casi un punto menos que el resultado que obtuvo en las urnas. UPyD aparece con timidez en la encuesta con un apoyo del 1,6%, lo que le impediría entrar en el Parlamento andaluz. Igual suerte corren los andalucistas, que tampoco obtendrían pasaporte para la Cámara andaluza y, además, pasa a ser la quinta fuerza política de la Comunidad, con sólo un 1,4% de respaldo.

La ‘batalla por Andalucía’ se presenta apasionante a dos años vista de las elecciones. Y es que por primera vez el Partido Popular sale tan reforzado en un sondeo. Con los datos del mismo tendría bastantes posibilidades de arrebatarle la Junta de Andalucía a los socialistas. Una simulación con estos datos, guardando todas las reservas, permite inferir que los populares obtendrían una amplia mayoría que incluso podría ser absoluta, lo que le permitirá no ya ganar, sino gobernar. La encuesta da alas en este sentido al PP–A, que nunca se ha visto en esta situación después de tres décadas de hegemonía socialista. Esta puede ser una de las razones del desgaste que sufre el PSOE, aunque parece claro que la más importante es la crisis económica y la situación de paro que se vive en la Comunidad, con un millón de desempleados. Esta losa está pesando mucho en el PSOE, que ya empezó a perder la confianza de los ciudadanos de acuerdo con el sondeo efectuado el año anterior. Sin embargo, en el mismo se mantenía en primera posición con una cómoda ventaja de seis puntos. Arenas está sacando rendimiento de esta situación y además parece haber conectado con la ciudadanía planteando asuntos como el de la cadena perpetua coincidiendo con el primer aniversario del ‘caso Marta del Castillo’, ya que tres de cada cuatro andaluces apoyarían esta medida.

¿Y Griñán? ¿Cómo afronta el futuro? Pues el presidente de la Junta no parte con demasiada desventaja. Por un lado, tanto su gestión como la del Ejecutivo no sale mal parada para los ciudadanos. Incluso hay más encuestados que piensan que su labor ha sido positiva que los que consideran que lo ha hecho mal. Además es el político que consigue una mejor valoración en Andalucía. El problema que tiene Griñán ahora se llama José Luis Rodríguez Zapatero. Los ciudadanos que han participado en la encuesta lo señalan como el gran culpable de la crisis y suspenden sus gestiones para salir de la recesión. Dicho en otras palabras, el presidente del Gobierno resta más que suma en estos momentos a los socialistas andaluces. Griñán cuenta a su favor que tiene dos años por delante para solucionar su mayor problema: el 20% de los ciudadanos no saben quién es. Como dato favorable, parte con unas alforjas de rechazo ciudadano bastante aliviadas respecto a su antecesor, Manuel Chaves. Este último registraba el doble de detractores que el actual líder andaluz. Con estas premisas, nada está ganado ni perdido. Hay batalla en Andalucía. Y se presume que será emocionante.