El hotel Riu de Loma será uno de los que recupere su actividad en las próximas semanas. :: LA VOZ
Chiclana

Los hoteles del Novo se desperezan tras el parón

El litoral chiclanero se prepara para la nueva temporada turística, en la que aspira a consolidarse como destino pese a la crisis

Actualizado:

Aunque todavía el invierno no se ha marchado definitivamente, y la lluvia y el frío azotan el litoral chiclanero como no lo había hecho en los últimos años, la maquinaria turística de Chiclana comienza a engrasarse para una nueva temporada.

De hecho, en los próximos diez días, la mayor parte de hoteles de cuatro y cinco estrellas que cerraron sus puertas al público en diciembre volverán a estar operativos. Los primeros en hacerlo serán el hotel Iberostar Royal Andalus y el Barrosa Park (éste último de la cadena Hipotels). Sus planes son recuperar la actividad el próximo viernes 12 de febrero.

Por su parte, otro de los 'macro resorts' de descanso y ocio de La Barrosa y Novo Sancti Petri, el hotel Riu Chiclana de Loma del Puerco, también tiene previsto abrir de nuevo y comenzar a recibir sus primeros clientes del año 2010 a mediados de mes.

Unos días más tarde, en concreto el 5 de marzo, será el hotel Aldiana el que abra sus puertas; además el hotel Barceló Sancti Petri, el hotel Playa La Barrosa y el Barrosa Garden lo harán a mediados de marzo, con lo que todos los hoteles de la localidad, casi una quincena con capacidad para casi 14.000 camas, estarán ya abiertos en esas fechas. La única excepción será el apartahotel Sol Sancti Petri, que hará lo propio en el mes de abril.

Esta recuperación paulatina del pulso turístico en la localidad se produce unos días después de conocerse que Chiclana fue, junto con la población canaria de Mogán, el único destino que creció en volumen de visitantes durante el pasado 2009.

El potencial de la planta hotelera de esta ciudad lleva a los expertos a pensar que, pese a la crisis, la Costa de la Luz y Novo Sancti Petri en particular se mantendrá como uno de los referentes turísticos en el presente ejercicio. En Chiclana los hoteles de Novo, así como otros alojamientos de menor tamaño como el hostal Noli, Los Gallos, el hostal Villa o el hostal La Campa generan miles de puestos de trabajo.

La reapertura de buena parte de ellos supondrá, de este modo, la reincorporación a sus puestos de trabajo en los establecimientos de cientos de trabajadores discontinuos que llevan varios meses en el paro.

Según explicó ayer la edil de Turismo, Ángeles Polanco, la localidad «está redoblando sus esfuerzos para seguir siendo un destino competitivo».