ESPAÑA

El islamista entrenado por etarras

Actualizado:

Los servicios de Información de la Policía y la Guardia Civil se quedaron de piedra el pasado martes. Ese día, el Departamento de Estado norteamericano y el FBI anunciaron una recompensa de 5 millones de dólares (3,3 millones de euros) por la captura de uno de los terroristas islámicos más buscados, Husayn Muhammed al-Umari, 'Abu Ibrahim', un activista de 73 años de origen palestino al que la inteligencia estadounidense le sigue los pasos desde hace décadas por el atentado en 1982 contra un vuelo de la compañía Pan Am. Hasta ahí, todo normal: uno de los habituales avisos desde Washington con una jugosa suma para incentivar los 'chivatazos'. La sorpresa fue que en el historial de este terrorista el FBI incluye una misteriosa referencia: 'Abu Ibrahim' recibió adiestramiento, entre otros grupos, de ETA.

Los especialistas españoles reconocen que hasta esta semana apenas habían oído hablar de este terrorista. Y, mucho menos, tenían constancia de que hubiera mantenido relación con activistas vascos. Los analistas de Interior, que no se atreven a descartar que en la décadas de los 70 y 80 ETA mantuviera contactos con grupos palestinos, sí que afirman con rotundidad que el nombre de Muhammed al-Umari no ha aparecido «ni siquiera circunstancialmente» en ninguna investigación sobre las células 'yihadistas' desarticuladas en España durante los últimos años.

Según la información distribuida por el Departamento de Estado, existen «informes» de que el activista, que está considerado como «armado y peligroso», «recibió entrenamiento de varios terroristas y grupos de inteligencia, incluida la desaparecida KGB soviética, la Facción del Ejército Rojo alemana, el Ejército Republicano Irlandés (IRA), Patria Vasca y Libertad (ETA) y el Ejército Rojo japonés».