El nuevo edificio se comunica con el antiguo por el patio./ MIGUEL GÓMEZ
CÁDIZ

La guardería de la Zona Franca casi triplica sus plazas con un nuevo edificio

Organizará actividades los fines de semana con las familias de los alumnos y de los trabajadores de la zona

CÁDIZActualizado:

La guardería de Zona Franca ha pasado de disponer de 36 plazas a 94, gracias a un edificio anexo, que gestionará la misma empresa. Se trata de un espacio que se comunica con el patio del recinto escolar y que dispone de 250 metros cuadrados, construidos sobre una parcela de 400 metros. La inversión total ha sido de 236.000 euros y la concesión, ganada por el Patio de Zona Franca, por concurso se ha hecho por 20 años. El nuevo inmueble, de una sola planta, incluye tres aulas de 40 metros cuadrados, cada una con baño incorporado, un vestíbulo principal, almacén, aseos, vestuarios para el personal y una sala de limpieza y lavandería.

De momento, no están cubiertas los 94 puestos, porque la empresa está esperando la concertación con Educación, aunque sí se admiten alumnos que ocupen plazas privadas. El Patio tenía firmado un convenio con Bienestar Social, que antes se ocupa de los centros de educación infantil, y está a la espera de traspasarlo a la Delegación de Educación, que tiene ahora las competencias.

La idea de ampliar el centro es de las tres mujeres propietarias de la empresa: María José González Montesinos, Purificación González de Mendiguchia e Isabel Rodríguez Lafón. «Se lo propusimos a Zona Franca y les pareció bien pero dijeron que había que sacarlo a concesión; nos arriesgamos y lo ganamos», explicó Rodríguez Lafón.

Pero la intención no es quedarse ahí, en aumentar las plazas. El centro abrirá los fines de semana para propiciar el encuentro entre familias y los alumnos. «Queremos ofrecer la posibilidad de hacer fiestas y cumpleaños, pero no queremos ser una competencia del Chiki Park u otras empresas, se trata de algo más social», manifestó una de las socias, que quiso aclarar que esta posibilidad «sólo estará abierta para las familias de los alumnos o de los trabajadores de Zona Franca con hijos».

La difícil conciliación

Es un paso más para conciliar vida laboral y educación, indicó Rodríguez Lafón: «Sabemos que los trabajos producen tensiones y al reunirse los compañeros, por ejemplo, en otro ambiente, con sus hijos, se liman esas tensiones».

Y no sólo acogerán acontecimientos especiales. «Queremos recuperar las fiestas de antes, en las que se invitaba a todos los tíos y primos, a los abuelos y los vecinos, porque sabemos que ahora no hay espacio suficiente para hacerlo». El precio dependerá de la actividad que se elija. El presupuesto se puede solicitar en el siguiente email: elpatioirene@hotmail.es.

La empresa, que se fundó hace 23 años, tiene también servicio de catering para colegios públicos y privados (14 en total), escuelas infantiles (ocho) y centros de mayores. Relacionado con esta última actividad, se ha pensado realizar un encuentro intergeneracional, para que un grupo de personas con Alzheimer viva una jornada de convivencia con los pequeños de la guardería.