CÁDIZ

El Ayuntamiento deja en el tejado de Costas la decisión sobre la zona nudista

La alcaldesa acusa a PSOE e IU de usar el asunto para atacarla, mientras la oposición pedía respeto para los naturistas

CÁDIZActualizado:

Parecía que el asunto se había zanjado, pero parece que la subida de las temperaturas ha vuelto a caldear el ambiente. El nudismo fue uno de los puntos que centró el debate en el Pleno municipal de ayer. El Ayuntamiento aprobó –con una enmienda del PP a las peticiones de PSOE e IU– que se acote una zona nudista en el próximo Plan de Playas (el de 2010) y sea Costas la que tenga que dar el visto bueno. Se trata de una vuelta de tuerca para poner la pelota en el tejado de la administración central y para que no parezca que se da un paso atrás.

Ayer el más vapuleado por la Oposición fue el concejal de Playas, Santiago Posadas, que durante todo el verano defendió que no era necesario acotar una zona en Cortadura para los bañistas desnudos.

PSOE e IU pidieron respeto para los naturistas e insistieron en que el nudismo era algo respetado desde hacía muchos años y que la prohibición expresa y las alusiones a las posibles multas no tenían sentido. Teófila Martínez, que había prometido no volver a hablar del tema del nudismo, pidió compartir el tiempo de su grupo. Señaló que no se pueden dejar las cosas como están «porque si no, dejaríamos que la gente paseara a los perros por la playa y dejara tirada la basura» y acusó a la oposición «y a los medios afines» de utilizar este asunto para «meterse con el equipo de Gobierno». «En todo el verano no habían encontrado algo para meterse con nosotros y ahora ya está Teófila en los periódicos y las televisiones más cutres». Afirmó que, a pesar de las quejas, muchas personas le han escrito para felicitarle por la decisión y le recordó a Sebastián Terrada, de IU, que «sus planteamientos son tan buenos que por eso sólo le votó el 4% y a nosotros, el 62%».

En su intervención, Terrada aseguró que el nudismo no está penado por la Ley, «sólo el exhibicionismo». Recordó que Santiago Posadas, concejal de Playas, le dijo en un Pleno anterior que «cuando él fuera alcalde, que acotara la zona» y por ello, con esta decisión del PP, «su grupo, señor Posadas, le ha puesto a los pies de los caballos», dijo el aludido.

El otro asunto polémico del debate fue la petición, por la vía de las urgencias, del PSOE para que el Ayuntamiento les dé las llaves de los dos locales de la asociación Rafael Alberti a la nueva junta directiva. El anterior presidente entregó las llaves en el Ayuntamiento y éste pidió a sus sucesores que se inscribieran como asociación antes de franquearles la entrada. Sin embargo, después de que el antiguo presidente decidiera llevar las elecciones celebradas en la asociación a los tribunales, el Consistorio optó por esperar la decisión de los tribunales. Fue el momento más agrio del Pleno. De nuevo afloraron las diferencias entre la concejal socialista Marta Meléndez y el teniente de alcalde José Blas Fernández. Meléndez subrayó que la junta directiva «ha sido elegida democráticamente», mientras Fernández negó que hubiera algo personal en la decisión. Al final intervino la alcaldesa para alabar el papel de las asociaciones y recordar de paso que lo que está pasando en Rafael Alberti «no es nada nuevo en el mundo vecinal».