DESDE EL PUERTO. The Brass Buttons, dispuestos a dar la nota esta temporada. / LA VOZ
Cultura

Volver a empezar

Los portuenses The Brass Buttons debutan con un álbum que madura su manejo del rock y pop de raíz norteamericana

Actualizado:

Aunque su nombre irrumpa ligado a los perfiles de la novedad, la fórmula de The Brass Buttons contiene tantos componentes como principios lo suficientemente contrastados en el ámbito del rock provincial y nacional. De hecho, el grupo surgió en El Puerto en 2005 a partir de la ruptura de Driver 8, algunos de cuyos miembros procedían, a su vez, de los cada día más reivindicados Maddening Flames. En cualquier caso, es Juanlu González (bajo) quien ostenta aquí y ahora el completo nexo de conexión de una historia cuyo guión siempre ha estado ligado, de una forma o de otra, al rock norteamericano de raíces. Aunque potenciando unos grados más su vertiente pop, The Brass Buttons también han tomado como base de operaciones este territorio durante los dos años de preparación y maduración de un CD que ahora ve la luz con el título de Wet Behind the Ears (Rock Indiana; 2008), una frase hecha que alude al talante recién estrenado de su propuesta.

La banda ha arrancado con buen pie. De hecho, ha sido el reputado sello Rock Indiana (www.rockindiana.biz) el que se ha llevado el gato al agua a la hora de poner en el mercado el debut del grupo portuense integrado, además de por Juanlu, por el también ex Driver 8 Victor Navarro (guitarra, teclados, voces), María Palacios (voz), David Gómez-Calcerrada (guitarra, voces) y Antonio Serrano (batería, voces). Las puntuales incorporaciones, vocales o instrumentales, de María del Mar Armario, Nacho Fernández o un Paco Loco que también se ha encargado de producir el álbum, terminan de redondear la nómina de participantes.

Wet Behind the Ears suena tan luminoso y colorista como el artwork que el ilustrador José Fragoso ha elaborado para presentar el álbum. Sus trece canciones se impulsan en el trampolín de las templadas melodías y en el arrope armónico de sus cuidados coros y arreglos para desplegarse sobre distendidos medios tiempos encabezados por el dulce juego vocal que aportan las voces de María del Mar -en cuatro temas- y, sobre todo, María Palacios. Títulos como American dreams, Hollywood Song o Buenas noches California apelan sin ambages a la inspiración norteamericana de una música con evidente relación con la línea dinástica que conecta a The Byrds con The Jayhawks. Por otro lado, episodios como St. Valentine´s Day o I Can´t Sleep refuerzan el potencial evocador de su modelo, sin prescindir de apuntes psicodélicos o de velados guiños en forma de samplers a referentes como Ryan Adams, Honeydogs o Gary Louris. Su inquebrantable conexión con folk y country, especialmente subrayable en momentos de la vocación campestre de Roses on your hair, se oxigena a través de canciones como Regrets donde la presencia del pop de factura clásica es mucho más explícita en ritmos, arreglos de cuerda o el delicioso trenzado vocal con Nacho Fernández.

The Brass Buttons inician su crónica discográfica sobre la experiencia de algunos de sus miembros pero dispuestos a anteponer las calidades de su renovado cuadro compositor. Un comienzo que depara excelentes sensaciones y que tendrá inmediata continuación escénica en los conciertos que el grupo ofrecerá en Madrid (15 de enero), Zaragoza (16) y Valencia (17) como teloneros de The Primary 5, el proyecto de Paul Quinn, el que fuera batería de Teenage Fanclub.

www.thebrassbuttons.com