Deportes

Güiza: «El 2008 ha sido el año más bonito de toda mi carrera»

El ariete jerezano se enorgullece de «haber ganado la Eurocopa con España» pero también está contento de lograr tantos éxitos individuales y por «firmar con un grande, como es el Fenerbache»

Actualizado:

A Dani Güiza no se le va olvidar fácilmente el año 2008 que está a punto de acabar. Durante estos últimos doce meses el delantero jerezano ha cosechado numerosos triunfos, tanto a nivel colectivo como en el plano individual, para consolidarse en la élite del fútbol mundial.

El goleador apura en casa sus últimas horas de vacaciones navideñas antes de regresar mañana a Turquía. Sobra decir que la repercusión mediática del futbolista en Jerez no tiene límites y cuando asoma la cabeza por el pabellón Ruiz Mateos, antes de disputar un partido benéfico de fútbol sala, la chiquillería comienza a cantar aquello de «Güiza es gitano de Jerez» que le hace esbozar una sonrisa en su rostro. Se le nota que está agusto entre los suyos y no rechaza posar en ninguna foto con la decena de personas que se le acercan. La popularidad no le ha cambiado el carácter a pesar de todas las alegrías cosechadas en un año mágico.

En este sentido, Güiza tiene claro que «ha sido el año más bonito de mi trayectoria deportiva, sobretodo por haber ganado la Eurocopa pero también a nivel individual estoy muy contento porque he firmado por un grande de Europa como es el Fenerbache». Tanto es así que el jerezano se queda con «todos los éxitos porque no podía soñar con conseguir todas estas cosas. Ha sido muy difícil alcanzar tantos logros».

Pese a que los comienzos en Turquía no fueron fáciles, ahora se encuentra totalmente integrado en su nuevo club, que le ha dado la posibilidad de debutar esta temporada en la Liga de Campeones. El jerezano desembarcó en el Fenerbache junto a Luis Aragonés en loor de multidudes y ha encontrado cariño y respaldo en la plantilla con jugadores como Roberto Carlos o el también español Josico. Su gracia y desparpajo están dejando huella en el vestuario. Tanto es así que «me llevo bastante bien con todo el mundo, especialmente con mis compañeros, que poco a poco están aprendiendo español y eso hace que las cosas sean más fáciles». Incluso se rumoreó acerca del posible interés de varios clubes de la Liga BBVA en recuperarlo para la próxima campaña, aunque él descarta un cambio de aires. «Allí estoy muy bien. Me quedan cuatro años de contrato y espero poder cumplirlos porque estoy muy contento». Por ello sus deseos para el 2009 son «ganar la Liga turca con el Fenerbache, una vez que hemos caído eliminados de la Liga de Campeones. El año pasado la ganó el equipo rival y sería algo espectacular poder obtenerla para nuestros aficionados».

El Xerez, en su corazón

Mañana tomará rumbo a Turquía para regresar a la rutina diaria de entrenamientos en las filas del Fenerbache. A pesar de estar a miles de kilómetros de distancia, el jerezano no pierde el hilo de lo que acontece en el Xerez Deportivo. En este sentido, aseguró que «está claro que al Xerez siempre lo voy a seguir. Está haciendo una temporada impresionante y ojalá puedan culminarla con el ascenso a Primera división».

A Güiza le interesa principalment el aspecto deportivo del conjunto azulino, aunque es consciente de que a nivel administrativo la situación no es tan estable como desean los aficionados. La entrada de nuevos propietarios o directivos en la entidad xerecista pasan a un segundo plano, ya que «a mí me da igual quien esté de directivo o presidente porque lo que realmente me interesa son los resultados que consigue el equipo sobre el campo. Que el Xerez esté arriba en la clasificación y pueda obtener el ascenso esta temporada». De hecho, el jerezano sigue afirmando que su deseo es acabar su carrera deportiva en el Xerez. «Está claro que si me dejan mi gran ilusión es jugar mi último año en el equipo de mi tierra para poder disfrutarlo».

jaguilar@lavozdigital.es