La portavoz del Congreso, Nancy Pelosi, da el avance flanqueada por el secretario del Tesoro, Henry Paulson (derecha) y el líder de la mayoría demócrata de la Cámara Baja estadounidense, Harry Reid. /AP
crisis económica en eeuu

Preacuerdo entre demócratas y republicanos para aprobar en el Congreso el 'plan de rescate financiero'

Las negociaciones han sido "extremadamente difíciles", y no van a darse más detalles hasta que el pacto esté plasmado por escrito

WASHINGTONActualizado:

Legisladores republicanos y demócratas de Estados Unidos se han puesto de acuerdo sobre las líneas generales de un 'plan de rescate financiero' ante la grave crisis económica que sacude el país, aunque no han querido anunciar un pacto final hasta tenerlo por escrito. El presidente Bush ya adelantaba horas antes que había un "acuerdo general" que esperaba fuese suscrito "muy pronto".

La líder del Congreso, la demócrata Nancy Pelosi, ha informado del avance después de la media noche, al término de un día entero de reuniones maratonianas en el Congreso. Pelosi ha aseverado que la Cámara Baja podría votar sobre el proyecto de ley hoy y el Senado el lunes.

Está previsto que la Cámara Baja reanude sus sesiones a las 17.00 GMT de hoy (19.00 horas, en España), cuando se podría dar el voto sobre el proyecto de ley, mientras que el Senado no tiene previstas actividades el domingo y no abrirá sus puertas hasta el lunes. Los líderes demócratas habían insistido en que su objetivo era alcanzar un acuerdo el domingo antes de la apertura de las bolsas asiáticas, como tarde.

El programa de rescate, propuesto la semana pasada por el Gobierno, prevé el uso de 700.000 millones de dólares (algo menos de 500.000 millones de euros) para comprar a los bancos deuda de mala calidad vinculada al mercado hipotecario. Con ello pretende desbloquear el flujo de crédito, que actualmente está paralizado por la presencia de esos activos 'tóxicos' en los balances de las instituciones financieras.

"Creo que lo hemos logrado"

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, ha sido claro: "Creo que lo hemos logrado". Pero no ha resultado un camino de rosas: Harry Reid, líder de la mayoría demócrata del Senado, ha señalado que las negociaciones han sido "extremadamente difíciles".

A la última reunión han asistido los cuatro negociadores principales: el representante Roy Blunt -uno de los legisladores más reacios a apoyar el programa- y el senador Judd Gregg por parte de los republicanos, y el representante Barney Frank y el senador Christopher Dodd por el lado demócrata. Además, han participado otros legisladores de alto rango de ambas cámaras y el propio Paulson.