Opinion

Entusiasmo por su negocio

La Rosa es la cafetería que regentan Chelo y Edu con interesantes propuestas para un buen desayuno o una tranquila merienda

Actualizado:

Chelo y Edu han echado la pata «adelante», como los toreros valientes, y se han lanzado a llevar una cafetería con encanto. La Rosa está en la zona sur de Jerez, justo al lado del edificio de Telefónica en un barrio que, con los años, va cogiendo empaque y personalidad. La Rosa es el nombre de la cafetería, y, desde hace unos días, este matrimonio de jerezanos trabajadores regenta el establecimiento.

No les falta profesionalidad ni tampoco experiencia. «Hemos estado siempre trabajando en la hostelería», comenta Edu. La falta de trabajo en la anterior crisis de los primeros noventa, les empujó a Mallorca donde trabajaron un par de temporadas. «Después hemos estado en grandes hoteles, fundamentalmente en Chiclana», prosigue Edu.

El caso es que en La Rosa se desayuna con un servicio de primera. Unas tazas mucho más apropiadas que los vasos para el café, y buenos bollos o molletes para untar con distintas variantes que van desde el aceite jienense a las mantecas de la serranía. Cuando llega la tarde, un café con selecta pastelería. Y un horario que se estira durante todo el día porque a cualquier hora existe en La Rosa una propuesta.

Con vivir basta

Chelo y Edu hacen una declaración de intenciones que no está nada mal: «Sólo queremos vivir y que a nuestros dos hijos no les falte de nada. Con eso nos basta. No aspiramos a hacernos ricos con la cafetería», afirman.

La clientela suele repetir cuando prueba un café bien servido. «Gracias a Dios hemos heredado el negocio con unos clientes muy fieles. No nos podemos quejar porque la cafetería ya lleva dos años de rodaje». Limpieza en el establecimiento, buenos productos y unos profesionales que entienden un rato de lo que es un servicio en condiciones. ¿Alguien da más? Si un lector se ha preguntado que qué periódico podemos leer al entrar en La Rosa, la respuesta es clara: LA VOZ. No podía ser de otra manera cuando todo funciona en condiciones.