Imagen de algunos de los billetes falsos, la mayoría de ellos de 500 euros, por lo que se sospecha que podían ir destinados a pagos de tráfico de drogas. /EFE
y detenido su principal enlace

Desarticulada en Colombia la mayor imprenta clandestina de euros falsos, con billetes por valor de once millones

Una operación conjunta de la Brigada de Investigación del Banco de España, la Europol y la Policía colombiana detiene al principal enlace de la organización

BOGOTÁActualizado:

La Policía Nacional española ha desarticulado la mayor imprenta clandestina destinada a la falsificación de euros y dólares americanos en una operación conjunta con Europol y la Policía colombiana llevada a cabo en la capital del país, Bogotá, donde ha resultado detenido el principal enlace de la organización.

'Operación Chévere' es el nombre que se le ha dado a esta actividad, según ha informado la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil. Concretamente, las fuerzas del orden se han incautado de un total de 11.257.400 falsos euros en billetes de 500 y 200, la cantidad más elevada de euros 'de pega' de la que se tiene constancia hasta el momento. Pero estaban logrados, confeccionados con sofisticados soportes informáticos.

En el operativo, realizado por parte española por agentes de la Brigada de Investigación del Banco de España, ha caído también el principal enlace de la organización, que recibía los pedidos por encargo y se ocupaba de la distribución de falso efectivo. La Brigada le seguía la pista en Colombia al más importante falsificador de euros falsos del país, Luis Alfonso V.M., quien según los investigadores imprimía los billetes en Bogotá para después introducirlos en Europa.

El dinero incautado se divide de la siguiente manera: 11.250.000 euros en billetes de 500; 7.400 euros en billetes de 200; 16 billetes de 100 dólares americanos; tres de 10 dólares; uno de 20 dólares; otro billete de 5.000 pesos colombianos, y uno más de 10.000 pesos colombianos.

Además de la gran cantidad de dinero falso intervenido, sorprende que el billete más falsificado sea el de 500 euros, lo que hace pensar a los investigadores que el destino de estos billetes pudiera ser el pago de grandes cantidades de droga.