PUERTO REAL

Las ventas con entrega postal mueven al año alrededor de 750.000 euros

Los artículos preferidos por los compradores son las prendas de vestir y los libros y el porcentaje de devoluciones apenas alcanza el 10% del reparto total

Actualizado:

En esta era de Internet, acompañada por el frenazo económico y las vacaciones de verano, la oficina de Correos de Puerto Real recibe diariamente unos treinta paquetes, cuando en invierno la cifra alcanza con facilidad el centenar. Eso supone una cantidad de alrededor de los 3.000 paquetes al mes, procedentes principalmente de Barcelona y Madrid, según asegura el jefe local, Francisco Pineda, que lleva 38 años en las oficinas centrales situadas en la plaza de Blas Infante.

Hoy en día, los artículos más comunes de estas transacciones por envío postal, que se efectúan normalmente por medio de vistosos catálogos, son las prendas de vestir, los libros y los discos. Eso significa que, si bien internet ha restado correspondencia por un lado, la posibilidad de la compra a distancia ha sumado por el otro. En total, la mejor muestra de su importancia es el dinero que mueven estas transacciones, que a lo largo del año ronda los 750.000 euros sólo en la localidad puertorrealeña.

Además, de todas estas mercancías que los aficionados a este tipo de compras demandan, el porcentaje de devoluciones es bastante pequeño, situándose en apenas un 10%. Sin embargo, entre los que se muestran desengañadas al recibir la mercancía y comprobar que no concuerda exactamente con las especificaciones del catálogo destacan las personas con edades entre los 40 y 55 años.

Por su parte, los meses más fuertes en este tipo de ventas son los correspondientes a la época invernal. En verano, baja la cifra de envíos, debido principalmente a las vacaciones estivales, durante las cuales muchas de las casas comerciales dedicadas a este tipo de ventas también dejan de servir sus artículos. El capítulo de devoluciones suele funcionar bastante bien y, aunque en ocasiones el cambio se demore, éste se efectúa con normalidad. No ocurre lo mismo con la consabida propaganda de «le devolvemos su dinero si no está conforme», ya que en los casos en los que el cliente no quiere la mercancía y procede a su devolución, lo que recibe es un cheque a compensar por otra compra y casi nunca su importe.

Casi tres décadas

La actual oficina puertorrealeña de Correos, que ha cumplido hace escasos días 28 años desde su inauguración, cuenta con una plantilla de 25 personas y 10 motocicletas, que cubren todo el término municipal puertorrealeño salvo la barriada del Marquesado, que corresponde a Chiclana, y el polígono de Tres Caminos, cuyo reparto se efectúa desde San Fernando. En el barrio de Jarana existe una oficina auxiliar, con un horario de nueve a diez y media de la mañana, que es atendida por el propio cartero de la zona.

Los códigos postales van numerados por orden alfabético de provincias. Los que empiezan por 11 corresponden todos a Cádiz. La tercera cifra marca la ruta del transporte de la correspondencia, el 5 en el caso de Puerto Real; y los dos últimos números son los que marcan la localidad. Concretamente, el código de Puerto Real es 11510, y el 11518 el del Barrio Jarana y las barriadas de La Chacona y Meadero de la Reina. El Río San Pedro, con una oficina que cubre todos los servicios,tiene el 11519.

Las oficinas del casco urbano tienen 250 apartados de correo y cuentan con servicios de telegramas, giros, teletipo, envíos de fax, servicios bancarios a través de BanCorreos, recarga de móviles, máquina electrónica expendedora de estampillas postales y servicios online. BanCorreos, desde donde se pueden realizar todas las operaciones bancarias normales; imposición de dinero, transferencias nacionales y extranjeras, y pagos de recibo, cuenta cada vez con un mayor número de clientes, debido a su horario, ya que muchas oficinas abren por la tarde.