Serrano pidió un margen. / R. R.
SAN FERNANDO

La plantilla planteará hoy movilizaciones si no llegan soluciones a las deudas

Los jugadores esperaban percibir una parte del dinero que, finalmente, no fue abonado Una de las medidas sería dejar de entrenar

Actualizado:

De nuevo llegan turbulencias al seno del San Fernando. Los problemas económicos que azotan la entidad volvieron a salir ayer a la palestra. Y es que la plantilla y el cuerpo técnico esperaba percibir en la jornada de ayer la mitad de la deuda que el club arrastra desde la pasada temporada, que ronda los 390.000 euros. No obstante, los cobros no pudieron finalmente hacerse efectivos, lo que hizo saltar las alarmas entre los jugadores.

Los problemas económicos se le acumulan a Delfín Cañas y a los gestores del club azulino, ya que también existe una deuda pendiente con la Seguridad Social que asciende a 480.000 euros.

Por este motivo, tras el entrenamiento vespertino, el plantel se reunió en el vestuario para tomar decisiones y estudiar las posibles medidas a llevar a cabo. Se habló de suspender los entrenamientos hasta que no se solucionase el asunto. No obstante, una llamada del director general, Ángel Serrano, a Fernando Porto -uno de los capitanes- hizo reflexionar a los implicados, que han dado unas horas de margen al máximo responsable de la entidad.

Serrano se encuentra estos días en Madrid trabajando para conseguir el dinero necesario para hacer frente a estos pagos. En dicha comunicación telefónica, que se produjo alrededor de las 20.30 horas, el director general pidió que se le diera de plazo hasta hoy a las 12.00 horas y lanzó un mensaje de tranquilidad. Así lo relata el propio Fernando Porto, que no pierde la esperanza en que las cosas se solucionen. «Serrano habló conmigo y me pidió que le diéramos una mañana más. Dijo que lo tenía todo hecho y que en el transcurso de la mañana llegaría el dinero. Sólo nos queda tener confianza, pero si no se soluciona tendremos que tomar medidas y decir ¿basta ya!».