Deportes

El Industrial crece hacia la profesionalización

El presidente Ricardo García propondrá en la próxima asamblea la conversión en SAD

Actualizado:

El nuevo proyecto del Jerez Industrial va tomando forma. El presidente del club Ricardo García, quiere situar a la entidad del catavino entre los grandes aspirantes al ascenso a Segunda B y para ello está cimentando las bases de cara al futuro. Uno de sus grandes objetivos a medio plazo es la conversión en Sociedad Anónima Deportiva, que pretende presentar a los socios en la próxima asamblea ordinaria a celebrar a finales de julio.

Tras alcanzar la permanencia en una extraordinaria segunda vuelta, de la mano de Carlos Fontana, el mandatario blanquiazul espera consolidar también la parcela institucional con un proyecto «renove» que para la próxima temporada contará con un presupuesto de aproximadamente quinientos mil euros. En este sentido el mandatario blanquiazul considera que a priori «contaremos con una plantilla competitiva, de las mejores del grupo X, y además prácticamente hemos duplicado el presupuesto de la pasada campaña, aunque luego hay que demostrarlo sobre el campo».

Con la base de la plantilla prácticamente perfilada, a falta de concretar seis refuerzos más y con las fichas sub 23 ya cerradas, el Industrial quiere ilusionar a sus aficionados que conocerán la campaña de captación de socios la próxima semana, bajo el eslogan «Vuelve, ahora podemos. Siempre Jerez Industrial».

Alcanzar el millar de abonados es el objetivo de Ricardo García, un reto que sin duda se presenta bastante ambicioso, ya que en el pasado curso los industrialistas contaron con una masa social de trescientas personas. Uno de los alicientes que tendrán los futuros abonados será la propuesta de transformación en SAD en la próxima asamblea, que también abordará un repaso a las cuentas del club, así como ofrecer más detalles del que se perfila como el proyecto más ilusionante de las últimas campañas. Si finalmente queda aprobada, García asegura que no habrá inversores externos, ya que pretende que sean los socios quienes adquieran acciones del Jerez Industrial. En este sentido comentó que «creo que el paso a SAD es el camino más factible para crecer».

La liguilla, único objetivo

Aunque el proyecto deportivo tiene mimbres suficientes para consolidar a la entidad entre los candidatos al ascenso, el presidente quiere dejar claro que otro de los grandes retos es sentar las bases con un «compromiso importante con la cantera, para que pueda nutrir en el futuro al primer equipo».

El Industrial espera aprovechar los ascensos de Balona y San Fernando para colarse entre las cuatro primeras plazas del grupo, aunque la andadura se antoja complicada ya que en Andalucía occidental se concentran cada campaña un buen ramillete de aspirantes al ascenso a la categoría de bronce del fútbol español. A los ya conocidos Villanueva de Córdoba, Puerto Real o Atlético Sanluqueño, se unen de cara a la próxima liga los recién descendidos Alcalá y Algeciras, que sin duda optan a recuperar la plaza en el grupo IV de Segunda B.

jaguilar@lavozdigital.es