CONFIDENCIAS. Trujillo conversó con Doña Cristina. / EFE
GALARDONES

Mayte Martínez, Trujillo y Contador reciben los Premios Nacionales del Deporte

El Rey dedicó las más cariñosas palabras de su discurso a los deportistas españoles que participarán en los próximos Juegos Olímpicos de Pekín

Actualizado:

El triunfo de España ante Italia centró los comentarios del acto de entrega de la última edición de los Premio Nacionales del Deporte, que recayeron ayer sobre la atleta Mayte Martínez, el regatista Rafa Trujillo y el ciclista Alberto Contador. Las paradas de San Iker y la omnipresencia de Senna marcaron las reflexiones de unos y otros en diferentes rincones y jardines del madrileño Palacio Real. Como es habitual, los galardones fueron en entregados por los distintos miembros de la Familia Real, aunque faltaron a la cita los Príncipes de Asturias, obligados a suspender su agenda tras el fallecimiento de la abuela materna de Doña Letizia.

La mediofondista pucelana, que causará baja en los Juegos de Pekín por una lesión en un pié, y el regatista gaditano recibieron, respectivamente, los Premios Reina Sofía y Felipe de Borbón, que distinguen a los mejores deportistas femenino y masculino del año en España. El reciente ganador del Giro y vencedor del Tour de 2007 recogió, por su parte, el Premio Infanta de España Doña Cristina, que le acredita como deportista revelación del pasado ejercicio.

Martínez vio recompensada así una temporada donde logró éxitos tan importantes como la medalla de bronce en los Mundiales de Osaka y la segunda posición en tres pruebas de la Golden League.

Trujillo, vigente campeón mundial en la clase Finn, se mostró muy cordial. llegando a mantener diversas confidencias con el Rey Don Juan Carlos y la Infanta Cristina. En su alocución, el monarca exteriorizó su «gran alegría» por el éxito de la selección de fútbol ante la escuadra transalpina. Posteriormente, trasladó la felicitación a todos los premiados; así como al conjunto de la familia deportiva española. «Los éxitos no se improvisan, se construyen con mucho trabajo y tesón. En vuestro camino al éxito asumís también la responsabilidad de dar ejemplo de sacrificio y de voluntad de vencer a las dificultades, alentando así las mejores virtudes del deporte», enfatizó el Rey antes de brindar por los futuros éxitos de los participantes españoles en los próximos Juegos Olímpicos de Pekín.

Tras recoger su premio, Contador también se refirió al triunfo de España. El ciclista advirtió que el equipo de Aragonés «podía coronarse campeón por su calidad», pero recordó que en el fútbol «no siempre gana el mejor». «El domingo vi el partido. La cosa estuvo apretada hasta el último momento y parecía que iba a pasar lo de siempre, que Italia nos marcaría en una contra. Pero llegaron los penaltis y Casillas estuvo increíble. Paró dos y acertó por dónde iban los otros dos», señaló el premiado.

La selección española masculina de voleibol, que alcanzó una cota inimaginable al adjudicarse el Europeo y la Liga Continental, obtuvo, como mejor equipo o selección nacional, la Copa Barón de Güell. La mayoría de la delegación, concentrada en Madrid para disputar la tercera jornada de la Liga Mundial, no dudó en aplaudir cuando Rafa Pascual, capitán del equipo que triunfó en Rusia, recibió el trofeo.

Para no ser menos, el legendario jugador también habló de fútbol y aseguró que el triunfo de la selección residía en su juego de equipo. Pascual vaticinó que el duelo ante Rusia tendrá un carácter más psicológico que técnico.

Messi, el gran ausente

El gran ausente de la ceremonia fue el delantero argentino del Barcelona Lionel Messi, distinguido con el Trofeo Comunidad Iberoamericana. El jugador estuvo representado en el acto por el vicepresidente del conjunto blaugrana, Marc Ingla. Entre la lista de galardonados también se encontraba el ex jugador y entrenador de baloncesto Pedro Ferrándiz, que recibió el Premio Nacional a las Artes y las Ciencias aplicadas al Deporte.