Opinion

'Se llama copla'

Cuando todavía tengo la indignación a flor de piel por lo ocurrido en la Final del programa de Canal Sur, Se llama copla, quiero expresar aquí mi protesta por lo que ha sido un cúmulo de desaciertos de los responsables de dicho programa.


Actualizado:

Hasta la fase en que se irían eliminando los diez supervivientes, todo me parecía mas o menos aceptable, pero a partir de la eliminación de la cordobesa Gema Carrasco y la cañaílla Mari Ángeles, me empezaron a surgir las dudas sobre la limpieza del concurso. Quiero dejar de todas formas claro que los cinco últimos finalistas son dignos de esa situación.

La noche de la final tanto mi esposa como yo, estuvimos intentando por todos los teléfonos disponibles enviar nuestro voto a los contrarios de la super retante Joana, y nos fue imposible. Mis razones para pensar en un pucherazo se han visto acrecentadas hoy cuando en la web del programa, las denuncias sobre la imposibilidad de votar es la nota sobresaliente de todos los comentarios.

Esto ha sido una vergüenza, y alguien debe pagar por ello; los responsables del programa por manipuladores, o la empresa encargada de la recepción y recuento de los votos.

Miguel López.