PRECARIEDAD. El edificio llevaba años abandonado. / T. SÁNCHEZ
Jerez

Comienzan los trabajos preliminares de demolición del antiguo Cine Lealas

Los técnicos estudiarán hoy la retirada de elementos y la maquinaria a utilizar El pretil del muro ya ha sido derribado y se ha restablecido la circulación de Asta

Actualizado:

El malogrado Cine Lealas pasará definitivamente a la historia a partir del día de hoy. Durante toda la mañana los técnicos encargados de la demolición, que correrá a cargo del propietario del inmueble, comenzarán con los trabajos preliminares de ésta, como así han confirmado fuentes de la Delegación municipal de Urbanismo, que concluyó en la tarde de ayer las tareas de destrucción del pretil del muro de la calle Asta. Unas ejecuciones que dicha delegación llevó a cabo de manera subsidiaria por el riesgo para la seguridad ciudadana que conllevaba el estado del muro, lo que implica que también será el dueño del edificio el que tendrá que acarrear con los costes.

El pretil del citado muro, esto es, la zona superior del mismo, ha sido derribado de manera urgente por el alto riesgo de desprendimiento que presentaba, ya que la mayor parte del techo del recinto cayó sobre el patio de butacas, permaneciendo en peligro esta parte del muro. Urbanismo también se encargó de la recogida de todos los elementos que salieron despedidos como consecuencia del incendio, y que quedaron desperdigados por la vía pública.

Las tareas preliminares que acometerán los técnicos consistirán en el estudio de la forma más adecuada de retirar los elementos dañados del interior del cine, el tipo de maquinaria a utilizar y el espacio con el que cuentan las calles contiguas. Todas estas cuestiones serán previsiblemente más dificultosas que la ejecución material del derribo, que se producirá en un breve espacio de tiempo, una vez culminen los trabajos expuestos. Aunque ayer por la mañana la calle Asta era la única que continuaba cerrada al tránsito de peatones y vehículos, durante la tarde el Ayuntamiento la reabrió a la circulación. No obstante, se ha decidido preservar un perímetro de seguridad alrededor del edificio de forma indefinida, en principio, con el fin de evitar, sobre todo, que estacionen vehículos.

Una vez que el solar que albergaba el cine quede totalmente diáfano, corresponderá al propietario establecer qué ocurrirá con el terreno. Las opciones, no obstante, son limitadas. Dado que ese suelo está calificado en la actualidad como de uso residencial, por lo que sólo puede destinarse a la construcción de viviendas, el dueño deberá decidir si ponerlo a la venta o convertirse él mismo en el promotor. Como han explicado las fuentes municipales consultadas, tanto el Lealas como el antiguo Cine Delicias fueron producto de una modificación puntual del número 26 del Plan General de Ordenación Urbana vigente, que data del 26 de septiembre del año 2006, por la que estos terrenos pasaron a ser considerados residenciales.

Aunque esta consideración también afectó al Cine Jerezano, finalmente la Junta de Andalucía negó la recalificación de este último, que pasó entonces a la catalogación de edificio protegido. Ello implica que, mientras que los otros dos inmuebles pueden ser demolidos íntegramente, la arquitectura exterior del Jerezano está protegida y se debe conservar en su totalidad. Lo que sí está permitido es construir en el interior de este recinto, pero respetando en todo momento el actual uso que se le reconoce, el de actividades económicas, lo que quiere decir que podría albergar en el futuro otra sala de cine, un casino o un bar de copas, por ejemplo, pero siempre y cuando no se modificara la fachada ni ningún otro elemento de su exterior.

Pesquisas policiales

En lo que respecta a las causas del incendio que acabó el pasado domingo con el mítico Lealas, la Policía Científica continúa con sus pesquisas, aunque cobra fuerza la posibilidad de que fuera una fogata provocada por un grupo de chavales que solían frecuentar el edificio abandonado la que originó el suceso. Durante el día de ayer, los agentes se pusieron en contacto con personas que aseguraban haber presenciado la entrada de los jóvenes en el cine la tarde en que se produjeron los hechos, con el fin de lograr una identificación de los que participaron en el incendio.

admontalvo@lavozdigital.es