AL FONDO. La torre domina todo el barrio de La Plata, de hecho puede apreciarse desde cualquier rincón.
Jerez

La plateada torre del agua

La torre de La Plata pasó de ser un depósito de aguas a sede de la Agrupación Fotográfica Jerezana San Dionisio

JEREZ Actualizado:

No se sale del cuadro urbanístico de una de las barriadas con más sabor de Jerez. Tampoco se sabe muy bien qué fue primero: si la torre o el barrio, pues todos los que viven a sus faldas la recuerdan ahí siempre. El arquitecto Fernando De la Cuadra fue su creador, y puso la suficiente sensibilidad en el diseño de la misma que no quiso que fuera un simple depósito de agua que abasteciera a los vecinos de la nueva barriada. La decoró con las mejores galas, y forró sus patas con ladrillos vistos, dándole la misma tónica estética que los primeros pisos que se hicieron y a los que siempre han denominado, entre los vecinos, como la Plata vieja.

En el año 1998, gracias a la sensibilidad y vista de un responsable de la delegación de Cultura del Ayuntamiento llamado Pedro Muñoz, fue cedida a la Agrupación Fotográfica Jerezana San Dionisio. Mariano Cano, secretario actual de la agrupación y presidente, en su día, de la institución cultural, subraya también el buen gusto de De la Cuadra a la hora de darle forma «porque la dotó de una personalidad originalísima forrándola con paredes. En el interior se observa que el depósito está diseñado con figuras invertidas y con escaleras que hacen una especia de zigzag».

Uno de los compromisos acordados entre la agrupación y la delegación de Cultura fue el de tener siempre una exposición permanente de fotografía. «La exposición está siempre visible en la planta baja de la torre, mientras que en segunda tenemos las dependencias administrativas y propias de una asociación», subraya Cano. La agrupación de fotógrafos jerezanos que están actualmente presididos por Fátima González García, tiene el privilegio de custodiar el encanto de la torre que ellos mismos llaman «del agua». Mariano señala que «efectivamente para nosotros es un privilegio que queremos agradecer al Ayuntamiento, con el que siempre hemos colaborado muy estrechamente en todos estos años como no podía ser de otra manera». Una torre que consigue que el castizo barrio de La Plata tenga su propia identidad.