TAMBIÉN DIVORCIADO. El personaje de Gil se queda solo.
TELECINCO PRÓXIMAMENTE

Dos divorciadas revolucionarán la serie 'La que se avecina'

Telecinco y Miramón Mendi comienzan a primeros de noviembre la grabación de la segunda temporada de La que se avecina, que volverá a la cadena en 2008 con nuevas tramas, tres bajas en el elenco protagonista -Emma Penella (fallecida recientemente), Malena Alterio e Isabel Ordaz- y la incorporación de dos nuevas actrices, según informa vertele.com.

Actualizado:

Al reparto de la comedia de vecinos se sumarán la actriz catalana Mónica Pérez (jurado de ¿Mira quién baila! y antigua colaboradora de Homo Zapping y Buenafuente) y la andaluza Cristina Medina (compañía teatral Pez en Raya), en el papel de dos treintañeras divorciadas que alquilan el piso que dejará libre el personaje de Malena Alterio.

La idea es que las nuevas inquilinas, bastante promiscuas pero alérgicas al compromiso, revolucionen a toda la comunidad con su moderna y desenfadada visión de los hombres, con los que se relacionarán muy al estilo de Sexo en Nueva York. Con un marcado acento andaluz, el personaje de Cristina Medina promete además convertirse en la versión femenina del peculiar portero de las primeras temporadas de Aquí no hay quien viva, personaje que popularizó Fernando Tejero.

Manuel Andrés, un fijo

En cuanto a la marcha de Isabel Ordaz de la serie, los guionistas resolverán su ausencia convirtiendo a Enrique Pastor (José Luis Gil) en un hombre divorciado que vive con su hijo (Edu García) y su padre, papel interpretado por el actor Manuel Andrés, que pasará a ser un personaje fijo en los nuevos capítulos para cubrir la ausencia de la fallecida Emma Penella (la suegra).