Firma del convenio para la impartición del nuevo título de experto
Firma del convenio para la impartición del nuevo título de experto - l. v.
uca

La Universidad de Cádiz impartirá el primer título de experto en pilotaje de drones

Comenzará en noviembre de forma semipresencial y con una duración aproximada de cinco meses

m. morales
Actualizado:

El primer título oficial de pilotaje de drones de España lo impartirá la UCA en colaboración con la Escuela de Pilotos de Jerez. La Universidad de Cádiz ofrecerá para el próximo curso 2015/2016 un título de Especialista en Vehículos Aéreos no Tripulados y sus Aplicaciones (RPAS), popularmente conocidos como drones.

La nueva titulación de experto de la UCA incluirá en su programa académico la obtención del certificado avanzado para poder operar con drones de menos de 25 kilos, exigido por la Agencia Española de Seguridad Aérea, tal y como ha explicado el rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, tras la firma del convenio suscrito con la Escuela de Pilotos de Jerez.

El curso constará de una parte presencial, centrada en la obtención del certificado y que tendrá al menos cuatro horas de prácticas de vuelo, y una parte virtual, ya que la mayoría del título podrá cursarse a través de la plataforma del Campus Virtual de la Universidad de Cádiz.

En sus 65 horas (60 de teoría y cuatro de prácticas, más una hora de examen), en los módulos formativos de este título se encuentran temas tan importanes como la reglamentación y normativas que afectan a este tipo de vehículos no tripulados; la navegación en interpretación de mapas, el conocimiento genérico sobre este tipo de aeronaves y en comunicaciones avanzadas, sensores remotos, fotografía aérea, entre otros. Está previsto que la fecha de inicio del primer curso sea en noviembre de este año, con una duración aproximada de 15 meses.

Con este nuevo posgrado, la UCA «pretende capacitar a los titulados para la realización de actividades con vehículos aéreos no tripulados (multicópteros), bajo el marco regulador actual y en una variedad amplia de campos que van desde el sector industrial al científico, pasando por aspectos humanitarios, situaciones de emergencia, industria de la imagen y de las comunicaciones, muy importante, entre otros muchos», ha punutalizado el rector.

El acuerdo, suscrito por el rector de la UCA y el presidente del Consejo de Administración de Flight Training Europe, Óscar Sordo, es el punto de partida para este curso semipresencial que va dirigido a «una gran variedad de titulados universitarios; desde Ciencias Medioambientales, Ciencias del Mar, Biología, Geología, Topografía, Ingeniería en general e industrial y aeronáutica en particular, Historia, Geografía, Imagen y Comunicación y Derecho, entre otras disciplinas».

Profesión de futuro

A través de este acuerdo la UCA se sitúa a la vanguardia en este tipo de tecnologías dirigidas por control remoto (conocidas por su acrónimo en inglés UAS o RPAS) que han irrumpido con fuerza en el mercado europeo a través de sus nuevas aplicaciones comerciales y que disponen de un amplio desarrollo profesional y científico.

Se prevé que la demanda de pilotos para este tipo de aparatos se habrá multiplicado exponencialmente en pocos años. Tanto que en 2050 se tendrán que pilotar diferentes categorías de aeronaves que operarán sistemas de diverso tamaño y rendimiento sin la necesidad de tener un piloto a bordo, dirigidos por control remoto o totalmente automatizado, mucho más sofisticados que los ahora conocemos y con múltiples aplicaciones en la vida cotidiana.

De esta forma, se dotará a los alumnos de una «novedosa herramienta para su inserción en un segmento del mercado actualmente en expansión», como ha explicado González Mazo.

Un multicóptero propio

Tras la firma del convenio, el rector ha subrayado que la UCA trabaja ya desde hace un año en la puesta en marcha de un Servicio de Plataformas Aéreas no Tripuladas para Investigación, que ha sido respaldado por el Ministerio de Economía y Competitividad.

La UCA pondrá en funcionamiento un multicóptero de 6 a 8 motores, de un metro de diámetro y una carga de pago máxima de unos 5 kilos al que se va a dotar de una cámara en visible y una segunda cámara multiespectral para la toma de datos completamente integradas en el sistema de vuelo. Se prevé que este equipo esté en funcionamiento pleno en el mes de octubre de 2015.