provincia

El mercado inmobiliario de Cádiz recupera el pulso

Las viviendas de segunda mano que han descolgado el cartel de 'se vende' han crecido en la provincia casi un 44%, según el INE

MIREN LANDETA
Actualizado:

Tras años de letargo, la actividad comienza percibirse en las inmobiliarias y en las calles. El mercado inmobiliario se mueve tras una larga travesía por el desierto en el que la vivienda se ha dejado un 28% de su valor. Las inmobiliarias consideran que los precios continuarán estancados mucho tiempo, por eso es buen momento para comprar. Así lo respaldan los recientes datos del Instituto Nacional de Estadística que establecen que la compraventa de vivienda se ha incrementado en Andalucía un 20,4 por ciento en febrero respecto al mismo mes de 2014.

En Cádiz, se han registrado 833 operaciones de venta del total de 6.149 que se han realizado en la comunidad andaluza, lo que sitúa a la provincia en la tercera posición después de Málaga y Sevilla. «Volvemos a enseñar fincas y el interés se ha reactivado. Se venden sobre todo pisos de segunda mano y sobre todo aquellos inmuebles procedentes de los bancos que son los que tienen el precio más económico. Las perspectivas son buenas. En cuanto a los precios, esperamos que bajen algo más pero lo normal es que se estabilicen», indican desde la Inmobiliaria Bahía Blanca.

Las casas de segunda mano que han se han comprado en la en la provincia han aumentado un 43,8%, con 477 inmuebles en febrero frente a 289 del mismo periodo del año anterior. Estos datos contrastan con los de vivienda nueva. En la capital, la obra nueva está estancada por las limitaciones que supone para Cádiz ser una ciudad rodeada de agua con escaso suelo disponible para la construcción y porque el INE considera las viviendas que tienen más de dos años de antigüedad como de segunda mano igual que aquellos pisos de obra nueva que se ha adjudicado la banca.

Además, los precios siempre son más elevados en este tipo de inmueble. «La oferta es menor, pero además resulta no resulta tan atractiva porque el margen de rebaja en el precio es más reducido. Si se añade que está gravada con más impuestos, la opción es clara y es habitual comprar de segunda mano aunque haya que invertir en la reforma», explican los expertos.

El comprador está perdiendo el miedo a invertir porque los mensajes que llegan apuntan a una recuperación de la economía y este aumento de la confianza repercute en la marcha un mercado que ha ido encadenando caídas desde que las ventas se desplomaron en 2008 tras el estallido de la crisis del ladrillo. La alta tasa de paro y el alto stock de viviendas en España, que llega a los cinco millones, han sido hasta ahora un lastre para la actividad del sector.

En la inmobiliaria gaditana Hispania son prudentes. Han notado mejoras en las ventas pero creen que la recuperación todavía tardará. «No hay un gran repunte de las ventas pero hay buenas perspectivas. En Cádiz, lo que se venden son las oportunidades. No es habitual el comprador que busca satisfacer un capricho sin reparar en el precio. Se vende lo barato porque la crisis ha extendido la conciencia de la ganga», concluye.

A pesar de la bajada generalizada de precios, el importe sigue siendo alto para el bolsillo de los pocos ahorradores gaditanos que, pese a todo, siguen anclados en la mentalidad Mediterránea que históricamente prefiere la adquirir un piso aunque esta decisión suponga cargar con una hipoteca de 40 años o más, frente al alquiler. El 78 % de los hogares españoles tiene su vivienda en propiedad y la proporción de ellos con pagos pendientes casi alcanza el 30%, según el INE. Otro de los factores que influye en la venta de inmuebles es la época del año porque tradicionalmente los inversores comienzan a animarse en los primeros meses del año, durante la primavera.

Andalucía, a la cabeza

Los plazos para conseguir 'colocar' los inmuebles siguen siendo altos porque superan con creces los doce meses aunque los tiempos empiezan a acortarse poco a poco. Las agresivas rebajas en los precios de las entidades financieras, que tienen de buena parte del 'stock' pendiente son un buen incentivo y aunque las hipotecas han crecido se siguen concediendo con dificultad.

Andalucía es la comunidad donde más casas se venden ya que registro 6.149 operaciones de compraventas de viviendas en el segundo mes del año. Le siguen Madrid (4.834), Cataluña (4.558) y Comunidad Valenciana (4.132). Ahora se paga más a 'toca teja'. La situación del mercado laboral aún es muy complicada pero entre los colectivos que destacan como potenciales compradores están los funcionarios. «Tienen la ventaja de que se pueden beneficiar de condiciones especiales en sus créditos», recalcan desde Hispania. También han aparecido entidades o grupos de personas que tienen capital y lo ponen en común para aprovechar la bajada de precios. Son los que más barato quieren comprar pero que sin embargo que no tienen que problemas con la solvencia porque no tienen que pedir créditos a entidades financieras. No suelen ser los destinatarios finales de las propiedades ya que se suelen destinar a alquileres o como inversión a medio plazo.

Desde Idealista, su jefe de estudios Fernando Encinar sostiene que los datos muestran que la recuperación del sector sigue su camino y ya se cierran más operaciones que hace un año. Aunque es posible que todavía veamos algunos vaivenes intermensuales derivados de picos concretos, todo apunta a que la dirección del mercado ha cambiado y la tendencia positiva se mantendrá durante los próximos meses, indica.

Acceso al crédito

La concesión de hipotecas a particulares ha registrado un aumento considerable. Parece que el grifo del crédito se abre y esta medida repercute en el inicio de la recuperación del sector inmobiliario. El Banco Popular ha incrementado un 35% la concesión de hipotecas a particulares en febrero, por ejemplo.

Las entidades financieras están inmersas en la actualidad en una 'guerra de precios' con el fin de ganar la mayor cuota de mercado en el ámbito hipotecario. Aprovechando la aparente calma actual, la banca se está volviendo a lanzar a ofrecer crédito pero los expertos advierten de la importancia de no repetir los errores que se cometieron en el pasado y que provocaron que muchos bancos se convirtieran en grandes inmobiliarias. Cierto es que las normativas europeas se han endurecido ya que ahora se exige el pago de un porcentaje de la vivienda antes del préstamo, así como que la cuota que se fije no exceda de un porcentaje de tus ingresos mensuales. Sin embargo no conviene descuidarse porque muchos españoles aún viven el drama de los desahucios.

En definitiva, el mercado comienza a normalizarse, después de años de parálisis aupado en unos datos de compraventa que continúan con paso firme su camino alcista. El punto de inflexión ya se ha producido y los expertos indican que el precio de la vivienda ha tocado suelo y vive un proceso de estabilización.