SAN FERNANDO

Navantia pone a flote la novena lancha de desembarco para Australia

Se prevé que la entrega de las cuatro últimas lanchas se produzca en el verano de 2015

Actualizado:

El astillero gaditano de Navantia San Fernando-Puerto Real ha puesto a flote este lunes la novena de la serie de 12 lanchas de desembarco LLC que está construyendo para la Marina Australiana. El diseño de estas lanchas está basado en las construidas por Navantia para la Armada Española y entregadas entre los años 2006 y 2008.

Según explica Navantia en una nota, el contrato, firmado en diciembre de 2011, contempla la construcción íntegra en Navantia de las 12 unidades, suponiendo una carga de trabajo para la Bahía de Cádiz estimada en unas 350.000 horas de trabajo.

Las lanchas están destinadas a operar con el 'LHD Canberra' y 'LHD Adelaide', buques de proyección estratégica similares al 'Juan Carlos I', también construidos por Navantia. Se prevé que la entrega de las cuatro últimas lanchas se produzca en el verano de 2015.

La maniobra, que ha tenido lugar en las instalaciones de San Fernando, ha consistido en la puesta a flote de la lancha con la ayuda de un pórtico. Con anterioridad, se ha realizado el traslado de la misma mediante una plataforma autopropulsada, desde el taller donde ha sido construida hasta la zona de la dársena donde se han realizado diversas comprobaciones previas a la puesta a flote.

Estas lanchas tienen una eslora total de 23,3 metros; una eslora en flotación de 21,27 metros; manga de trazado de 6,4 metros; puntal de construcción de 2,8 metros y propulsión con dos motores diesel de 809 kW, que accionan dos propulsores de chorro de agua a través de cajas reductoras. La velocidad en condición de lastre es de más de 20 nudos y tiene autonomía para 190 millas a plena carga.

La lancha admite diferentes condiciones de carga, que van desde la capacidad de transporte de un carro de combate Abrams, varias combinaciones de vehículos de Ejército, una compañía de fusileros o un camión con contenedor de 20 pies.

Australia es para Navantia un "país estratégico", en cuanto a la cantidad de programas navales en curso y a los que Navantia se presenta como "opción sólida y sin riesgos". Navantia cuenta con una filial en el país australiano, lo que demuestra su "apuesta" por el mismo.