El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, junto a Susana Díaz en San Telmo
El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, junto a Susana Díaz en San Telmo - J. M. SERRANO
POLÍTICA

El PSOE y Ciudadanos empiezan a escenificar su ruptura

El líder de la formación naranja, Juan Marín, vaticina que las elecciones serán en otoño

SevillaActualizado:

El Pleno del Parlamento que se celebra este miércoles y jueves podría ser el último de la X Legislatura. Sobre todo si se escuchan con atención las palabras que se dirigen mutuamente el líder de Ciudadanos, Juan Marín, y el portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, hasta ahora socios en la Cámara andaluza desde el año 2015 cuando Susana Díaz fue investida presidenta.

El líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín, ha opinado que los cambios de criterio del Gobierno de Pedro Sánchez en asuntos como la financiación autonómica han dejado «descolocada» a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, por lo que cree que el adelanto electoral está «más cerca que nunca. No tengo información privilegiada, es una intuición, pero creo que el adelanto electoral está más cerca de nunca, probablemente para el próximo otoño».

El portavoz parlamentario, recientemente reelegido candidato de Ciudadanos a presidir la Junta, también ha criticado la actitud de Susana Díaz de no informar a los grupos políticos sobre los objetivos con los que acude el próximo lunes a la reunión que mantendrá en La Moncloa con el presidente Pedro Sánchez.

Además de calificar de «templada» la actitud de la presidenta, de la que ha dicho que «se ha resignado» ante la negativa de Sánchez a reformar la financiación autonómica, Marín ha calificado de «limosna» el reparto que hará el Gobierno en el Consejo de Política Fiscal y Financiera sobre la nueva senda del déficit público.

En este sentido, ha detallado que al «deterioro» en las relaciones entre el Gobierno y la Junta se suman posibles decisiones judiciales futuras sobre el caso de los ERE y sobre el uso de la tarjeta de la Faffe en un club de alterne.

El viaje de Rivera

El portavoz del PSOE, Mario Jiménez tampoco se ha mostrado muy conciliador sino más bien todo lo contrario. Jiménez ha criticado que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, haya realizado una visita «pastoral» a Andalucía «para tutelar de alguna manera el proyecto de Ciudadanos en Andalucía y para impugnar su trabajo en esta comunidad autónoma. Parece que a Ciudadanos con esa estrategia que ahora impugna Rivera no le ha ido mal».

A juicio del socialista andaluz, Rivera está «desenfocado» desde la moción de censura en España y cree que también se ha producido «una radicalización de derechas en su discurso que le lleva a cuestionar todo lo que se ha estado construyendo por parte de Ciudadanos en Andalucía sobre la base de la estabilidad».

Para el portavoz socialista en el Parlamento, Albert Rivera «ha perdido el foco fundamental de la política España que creía tener en una etapa volante de esta legislatura y, a partir de ahora, no sabemos si esa pérdida de foco se va a traducir en una estrategia de impugnar la estrategia de Ciudadanos en Andalucía y abandonar esa senda de estabilidad que ha aportado».