Vox comparece ante los medios tras presentar la enmienda a la totalidad en el Parlamento al presupuesto
Vox comparece ante los medios tras presentar la enmienda a la totalidad en el Parlamento al presupuesto - Manu Gómez

Vox presenta su veto a los presupuestos del Gobierno andaluz pero no descarta retirarlo

Partido Popular y Ciudadanos tendrán que negociar contra reloj con el grupo de Santiago Abascal para poder sacar sus cuentas adelante en el pleno del próximo miércoles con la exigencia a los de Marín de que se sienten en la mesa

SevillaActualizado:

Vox Andalucía no iba de farol. Finalmente ha presentado su enmienda a la totalidad de los presupuestos de Andalucía este jueves, al borde de cumplirse el plazo para registrar en el Parlamento andaluz este tipo de iniciativas. La medida de los de Santiago Abascal pone contra las cuerdas al Gobierno de Juanma Moreno, que deberá negociar contra reloj el que Vox o bien retire su veto a los presupuestos o bien vote en contra de su propia enmienda.

Esta circunstancia se da porque tanto el PSOE como Adelante Andalucía han presentado sendas enmiendas a la totalidad y, pro normativa parlamentaria, deben votarse las tres a la vez: la de Vox, PSOE y Adelante. De esta forma habría más votos contra las cuentas que a favor, por lo que el proyecto de Ley de Presupuestos decaería y el Ejecutivo andaluz estaría obligado a empezar de cero el proceso.

Desde el Gobierno de Juanma Moreno no tienen esa intención. Su proyecto pasa por negociar con Vox hasta el último minuto. Ven esperanzas porque el reglamento permite que Vox retire su enmienda hasta justo antes del debate de los presupuestos, el próximo miércoles en Pleno.

Si no fuera así, la idea del Gobierno de Moreno pasa por un plan B que le permita no bloquear al Gobierno. La idea es prorrogar las cuentas de 2018 -que redactó el Ejecutivo de Susana Díaz- y centrarse en el presupuesto de 2020.

Sin embargo, todo esto son especulaciones. Desde este jueves, cuando se han definido dos frentes -no a los presupuestos con Vox, PSOE y Adelante Andalucía- y sí a las cuentas -PP y Ciudadanos- hay menos de una semana para que el Gobierno de coalición consiga seducir a los de Vox para que cambien de bando. De fondo, la negociación en toda España de ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas, que tiene de rehén la aprobación del presupuesto andaluz.

De momento en Vox parecen abiertos a la posibilidad de retirar la enmienda según «lo que proponga el Gobierno». Así lo ha indicado en público el portavoz del Grupo parlamentario, Alejandro Hernández y también lo reconocen en privado fuentes del partido verde. Hernández, que ha comparecido ante los medios tras presentar la enmienda a los presupuestos, ha insistido en la idea de que las cuentas que han presentado PP y Cs son «continuistas». «No podemos dar nuestro apoyo a este texto», ha zanjado.

Hernández ha negado que, como ha acusado el PSOE, la presentación de esta enmienda sea una cuestión «táctica» para forzar negociaciones políticas fuera de Andalucía. Aunque sí están abiertos a negociar y a retirar su veto, aseguran que su negativa es honesta. «No hay eliminación de la administración paralela, de las partidas para adoctrinamiento ni bajas fiscales», ha indicado el portazvoz de Vox en el Parlamento.

Pero de fondo está el fantasma de las recientes elecciones locales y autonómicas. Hay muchos ayuntamientos, diputaciones y autonomías en juego y desde el PSOE se acusa a los de Vox de usar las cuentas andaluzas para negociar. «Esta iniciativa no es ni efectista ni tacticista», ha zanjado Hernández.

Al presentar su enmienda, Vox tiene ahora que votar junto al PSOE y Adelante Andalucía, extremo, que aseguran, sus votantes entienden. «Cada uno tendrá que explicar su voto pero nuestros votantes lo entenderán», ha explicado.

La clave al final es qué pide Vox. Según el partido de Abascal solo que se cumpla el acuerdo que firmaron con el PP antes de constituirse el Gobierno. Pero hay más. El Gobierno, han recalcado, es la suma de PP y Ciudadanos, por lo que quieren que los del partido naranja también se sienten en la mesa, que negocien y quiten los cordones sanitarios que les han impuesto. «¿Ciudadanos se cree que va a sacar cuatro años de presupuestos sin vincularse con Vox», ha sido la reflexión de los de Vox esta mañana.