Teresa Rodríguez ha expuesto los «privilegios» de sueldo que tiene como portavoz parlamentaria - ABC
POLÍTICA

La pizarra a lo Manu Sánchez de Teresa Rodríguez tiene truco: los diputados no cobran tanto como ella

La líder de Podemos Andalucía se atribuye un salario de 3.000 euros, obviando un extra de 1.200 y el pago de impuestos

Tampoco aclara lo que dona a las arcas de Podemos, por lo que crea dudas sobre su compromiso de limitar su sueldo

SEVILLAActualizado:

Los «privilegios» de los diputados andaluces se debatirán este miércoles en el Parlamento a propuesta del grupo Podemos Andalucía, quien plantea una reforma en el Reglamento del Parlamento con las dietas e indemnizaciones y las cesantías como principales propuestas.

Por ello, la coordinadora general de Podemos Andalucía y portavoz de la formación morada en la Cámara, Teresa Rodríguez, ha difundido un vídeo a través de las redes sociales para tratar de concienciar a la sociedad andaluza sobre la necesidad de «acabar con los privilegios» de los representantes públicos. De este modo, la líder anticapitalista ha utilizado un recurso que popularizó el humorista Manu Sánchez y que ella conoce de primera mano tras su fugaz paso por las aulas como profesora de Lengua y Literatura: el uso de una pizarra.

De un modo sencillo y didáctico, la parlamentaria gaditana desglosa su salario del pasado mes de abril, en el que ganó un sueldo base –común para los 109 parlamentarios– de unos 3.000 euros. Sin embargo, se olvida Rodríguez de incluir los más de 1.200 euros que cobra como complemento por ser portavoz de un grupo parlamentario. Estas cuantías por razón del cargo están recogidas tanto en el actual régimen económico y de ayudas del Parlamento [ver PDF; 15 kB], así como están reflejadas en las propias nóminas de Teresa Rodríguez [ver PDF, 248 kB]. Pese a ello, la lideresa regional de Podemos obvia esta importante suma en su vídeo y trampea su exposición sobre el sueldo de los diputados al dar a entender que el que sería su salario sueldo libre de impuestos es el mismo que el de los diputados rasos, amplia mayoría en la Cámara, antes de que ellos tributen.