Moisés Nieto, diseñador de moda
Moisés Nieto, diseñador de moda - ABC
ENTREVISTA

Moisés Nieto: «Andalucía inspira mi moda»

Pertenece a la generación de diseñadores de Jaén que han revolucionado el panorama de la moda española. Su patrón sigue a Andalucía, el arte... y Balenciaga

JAÉNActualizado:

Su maestro es Balenciaga, pero por eso mismo no trata de imitarlo. Antes bien, el modisto Moisés Nieto ha optado por aportar al mundo de la moda pespuntes inéditos. Y lo ha hecho con tanto acierto que ha ganado premios de prestigio internacional en un sector muy competitivo. Italia y España aplauden el trabajo de este ubetense de 33 años que se inspira en Andalucía.

Así como toda novela es una biografía, así toda colección es una prolongación de la vivencia de su autor. Lo admite Nieto, quien asegura que por esta razón su región forma parte de su obra. Expresa en su ropa conceptos que definen a Andalucía, como la luminosidad y la alegría. Cita una colección inspirada en su madre y en su infancia. La llamó Lola y surgió de la evocación de ella en el patio de su casa, es decir, del recuerdo del cariño, del agua y del color.

Úbeda está muy presente en sus colecciones. Tanto que en alguna de ellas ha utilizado elementos artesanales propios de su lugar de nacimiento, como el barro y el esparto. Y lo está también una época, los setenta, en la que casi todo estaba permitido en el ámbito de la moda. De hecho, una de sus colecciones se inspiró en el Torremolinos descarado y feliz de aquella década dominada por la seda y el pantalón de campana.

Nieto aclara que no es un modisto de alta costura, sino un profesional de la moda con una empresa que vende sus prendas a precios razonables. Admite que sus colecciones no son aptas para todos los públicos, pero no por una cuestión económica, sino de afinidad. Entre sus clientas abundan aquellas cuya profesión está relacionada con el arte.

A pesar de contar con una identidad definida, asegura que para tener un estilo propio necesita más tiempo. Sigue el ejemplo de Balenciaga, quien no se limitaba a diseñar su ropa, sino que seguía el itinerario que enlazaba al patrón con la compradora. «Se encargaba de todo el proceso. Hay diseñadores que no hacen sus prendas, sólo las diseñan. Yo no. En mi caso, me gusta hacerlo también todo», dice.

¿Hay una moda andaluza?

No es una comunidad que consuma moda, pero lo cierto es que, además de ser un lugar de inspiración, es cuna de grandes diseñadores, como Leandro Cano, Eugenio Fernández y otros muchos que trabajan para grandes marcas.

Usted tiene su taller en Madrid, donde vive desde 2007. ¿Hay que estar en la capital de España para triunfar en su mundo?

Hoy por hoy, no. En absoluto. No hace falta estar en el meollo. Ayuda algo, sí, pero con las redes sociales ya no es necesario trabajar en un determinado lugar. De hecho, no descarto, si es preciso, volver a Úbeda, a Andalucía, que es una tierra que me encanta.