El juez Juan Gutiérrez Casillas llega a los juzgados
El juez Juan Gutiérrez Casillas llega a los juzgados - ABC
Macrocausas

Más de media docena de piezas de Invercaria han sido devueltas al juez instructor por la nulidad de sus autos

La Audiencia estima los recursos de los procesados contra los autos del magistrado que están faltos de motivación

SevillaActualizado:

El juez de Instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, que investiga los préstamos concedidos por la sociedad pública de capital riesgo Invercaria a empresas andaluzas, que en algunos casos superan el millón de euros, ha vuelto a sufrir un revés por parte de la Audiencia y no es el primero. La Sección Tercera, estimando los recursos de los acusados, ha devuelto ya más de media docena de piezas separadas por los autos nulos de pleno derecho del instructor por la falta de motivación de los mismos.

La última causa que se encontraba en la Audiencia y vuelve al juez instructor es la que investiga los préstamos de 1,3 millones de euros a Cedes Electria y el de más de 485.000 euros a Consultora para la Sostenibilidad. En la misma y por auto de 12 de junio de 2018, están procesados, entre otros, el expresidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y los exconsejeros Isabel de Haro y Bienvenido Martínez, por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias.

Antes que la pieza de Cedes, al menos, fueron devueltas al juez instructor por parte de la Sección Tercera de la Audiencia las que investigan los préstamos a Fumapa, Lolita Canalla, EDM, Juana Martín, Servivation S.A o FIVA.

Los acusados recurrieron el auto de procedimiento abreviado y éstos fueron desestimados por propio juez instructor en otro auto de 3 de septiembre del mismo año. Alegando falta de motivación en la resolución desestimatoria, las defensas acudieron a la Audiencia de Sevilla.

Respuestas «genéricas»

Ahora, la Audiencia de Sevilla, como en las piezas anteriormente devueltas, estima los recursos interpuestos contra el auto de 3 de septiembre porque no está motivado. Tampoco se explica el porqué el instructor rechaza los motivos que se esgrimían por los abogados de los acusados.

El auto es «infundado» por la carencia de la necesaria motivación y esto impide a las defensas conocer los motivos por los que son desestimados sus alegaciones. La Audiencia vuelve a apuntar las respuestas «estereotipadas y genéricas» que da Gutiérrez Casillas.

La falta de motivación comporta la nulidad del auto según la Ley Orgánica del Poder Judicial, así como vulnera el principio de tutela judicial efectiva.

La Audiencia, ante tal carencia de motivos para desestimar los recursos de las defensas por parte del juez que instruye la macrocausa de Invercaria, ve procedente devolver esta pieza de Cedes Electria al juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla para que dicte un nuevo auto motivando su resolución. Fuentes del caso han señalado a este periódico que hasta la fecha el juez no ha vuelto a dictar ningún nuevo auto relativo a las causas que ha recibido devueltas.