Antonio Maíllo, en el centro, portavoz parlamentario de Podemos Andalucía y coordinador general deI IULV-CA - M. B.
ELECCIONES GENERALES 2019

Maíllo admite que el resultado de Podemos «no es el deseado» tras perder 142.000 votos en Andalucía

El portavoz parlamentario de Adelante Andalucía dice que al menos son «votos suficiente para parar a la derecha»

Unidas Podemos aguanta el tirón de la derecha

SevillaActualizado:

Adelante Andalucía ha asumido este domingo que el resultado que Unidas Podemos -que ha perdido 142.000 votos en la región- ha obtenido en Andalucía en las elecciones generales de este domingo «no es el deseado» si bien ha celebrado que ha habido «votos suficientes para parar a la derecha y sólidos para defender nuestros derechos fundamentales».

Así se han pronunciado tanto el portavoz parlamentario de Adelante Andalucía y coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, como el responsable Político de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, que ha apuntado que, aunque «el resultado podría haber sido mejor, es suficiente para frenar a la derecha». «Estamos profundamente orgullosos de que los votos en Andalucía hayan dicho no contundentemente a la derecha», ha agregado.

De su lado, Maíllo ha lamentado que Unidas Podemos sufra en Andalucía un «achicamiento de espacio» al pasar de once a nueve escaños en el Congreso, si bien también ha hecho hincapié en que «hemos conseguido parar y conjurar a una pretendida operación de gobierno derecha y extrema derecha».

«Por mucho discurso victorioso que hagan, están muy lejos de sus expectativas y no han conseguido los resultados que preveían», advierte, poniendo en valor la movilización de Unidas Podemos que «ha conseguido parar ese avance». En su opinión, en Andalucía el mensaje es «muy claro», ya que «no lo han conseguido y se ha revertido la tendencia».

Conjurar la tentación de banqueros

En este marco, pide al PSOE «claridad», tras incidir en que «nadie duda» de la posición de su formación. «Nos gustaría que el PSOE conjurara la tentación de banqueros y poderes y que no se aliará con Cs», matiza.

Tras insistir en que el resultado demuestra que España es «plurinacional, le guste o no a la derecha», Maíllo subraya que los diputados obtenidos por la formación morada suponen «una cantidad suficiente de apoyo» para que estos representantes públicos puedan «servir y contribuir a las políticas de blindaje de las pensiones públicas, para blindar los servicios públicos y también para abordar el debate pendiente de la derogación de las reformas laborales que han asolado los derechos de los trabajadores».

«En Andalucía, ahora hay una alegría de millones de personas contentas porque se ha conjurado contra la amenaza de la extrema derecha y hemos conseguido ese objetivo. Nos hubieran gustado más escaños para ser más determinantes, pero los 42 que se han conseguido contribuirán a mejorar la vida de la gente», concluye.