María Núñez Bolaños, juez instructora del caso ERE
María Núñez Bolaños, juez instructora del caso ERE - ABC
CASO ERE ANDALUCÍA

La juez instructora del caso ERE, María Núñez, envía por segunda vez el archivo de «corta y pega»

La magistrada notificó el lunes a las partes la misma resolución desimputando a Guerrero en una ayuda con referencias a otra subvención

SEVILLAActualizado:

«Sostenella y no enmendalla» en la instrucción del caso de los ERE fraudulentos. La juez que investiga esta macrocausa, María Núñez Bolaños, ha notificado por segunda vez en una semana el mismo auto de «corta y pega». En la resolución enviada a las partes del proceso desimputa al exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía Francisco Javier Guerrero en una causa abierta sobre ayuda de 3,3 millones de euros concedida con cargo a la partida de los ERE para prejubilar a 51 trabajadores de la empresa jienense Valeo Iluminación.

Aunque el auto de la titular del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla se refiere a las diligencias previas 2457/2016, que corresponde a la investigación de la citada empresa, a la hora determinar el procedimiento introduce por equivocación dos párrafos de otra causa, sobre una ayuda de Málaga que nada tiene que ver con la primera, donde Guerrero ya había sido excluido.

Para sorpresa de algunos destinarios, el referido auto de «corta y pega», dictado por Núñez el 1 de marzo pasado, ha sido notificado por partida doble: el pasado 8 de marzo y, de nuevo, el pasado día 12 incurriendo en los mismos errores.

Como en otras exclusiones de ex altos cargos de la Junta de Andalucía que está realizado, la juez incorpora párrafos estándar a la hora de exponer sus razonamientos jurídicos. Sin embargo, el corta y pega le juega una mala pasada. Porque cuando se trata de explicar la causa en la que Guerrero ha sido apartado, hace un corta y pega sistemático de otro auto de archivo referido a una subvención de 733.234 euros concedida por el exdirector general de Trabajo a la empresa Hotel Málaga Palacio S.A. (Homasa).

La Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla determinó que los 22 ex altos cargos de la Junta de Andalucía acusados en la pieza política que está siendo juzgada no podrán ya ser perseguidos penalmente en el resto de piezas en que la instructora ha dividido la macrocausa de los ERE. Apela al principio «non bis in idem», que prohíbe que un mismo hecho sea juzgado y castigado más de una vez. Éste es el motivo de que Núñez esté apartando de las piezas separadas a todos los acusados, incluido a Guerrero.

Los fiscales han pedido a Núñez que «deje sin efecto la llamada exclusión del procedimiento que ha ido acordando en las diferentes piezas en que se investigan ayudas individuales respecto de determinados investigados» que se sientan en el banquillo de los acusados del juicio. Alegan que se puede generar con esta decisión «un intolerable espacio de impunidad».