El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en el Parlamento andaluz
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en el Parlamento andaluz - ABC

Juanma Moreno agradece a Ciudadanos que se acerque a Vox para aprobar el presupuesto de Andalucía

El presidente de la Junta valora el acuerdo alcanzado: «Bien está lo que bien acaba»

SevillaActualizado:

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha afirmado este jueves que la coincidencia de las negociaciones del Presupuesto de la Junta con las desarrolladas en otros territorios tras las elecciones del 26M «no ha ayudado, pero bien está lo que bien acaba», tras lograrse finalmente un acuerdo entre el Gobierno andaluz y Vox, que incluye el apoyo a las cuentas de 2019 y 2020.

En una entrevista en la cadena Cope, recogida por Europa Press, Moreno ha indicado que Vox ha tenido «altura de miras» y ha sabido entender que para mantener la estabilidad y la confianza que está generando Andalucía a los mercados «se necesitaba tener unas cuentas aprobadas».

El jefe del Ejecutivo andaluz ha considerado «legítima» la estrategia utilizada por Vox durante las negociaciones, en lo que se refiere a reclamaciones «que quería acentuar» o a «alzar la voz en una llamada de atención para reclamar su cuota de protagonismo».

Según ha explicado Moreno, se ha hecho «un esfuerzo para entendernos» con el objetivo de que no hubiera una «involución» a políticas de izquierdas, «que tan lesivas han sido en Andalucía». Ese esfuerzo también ha sido realizado desde Cs Andalucía, ha destacado el presidente de la Junta.

«Todo el mundo sabe que Cs marca distancias respecto a Vox, pero en Andalucía ha hecho un esfuerzo especial y quiero reconocérselo», ha afirmado, añadiendo que aunque el peso de las negociaciones ha recaído en el consejero de Hacienda, Juan Bravo, y en el grupo parlamentario del PP-A, el consejero de Economía (Cs), Rogelio Velasco, también ha participado.

Para el presidente de la Junta, «cuando uno no tiene mayoría tiene la obligación de llegar a acuerdo con otras fuerzas políticas» y Vox es un partido que fue apoyado por 600.000 andaluces en las elecciones y que el primer punto del acuerdo de investidura que firmó con el PP-A suponía la defensa de la Constitución.

En este contexto, Moreno ha destacado la importancia de dialogar «dentro de la diferencia» y de buscar «más lo que nos une que lo que nos separa». A su juicio, el acuerdo alcanzado en Andalucía lanza un mensaje en el ámbito del centro derecha de que hay que entenderse «si no queremos gobiernos de izquierda».

Ha criticado que PSOE-A y Adelante no hayan querido negociar los Presupuestos, unas cuentas «buenas que bajan impuestos, fortalecen los servicios públicos esenciales machacados en Andalucía, y apuestan por los sectores productivos». «Andalucía necesitaba estabilidad y hemos sabido anteponer los intereses de los ciudadanos a los de las siglas», ha zanjado.

Negociación en España

Por otro lado, Moreno ha admitido que la negociación de pactos electorales en distintos puntos de España «no ha ayudado» a la de los presupuestos de la Junta de Andalucía con Vox.

«Esto sí lanza un mensaje en el ámbito del centro derecha, y si no queremos gobiernos de izquierdas solo hay una alternativa que pasa por entendernos, dentro de las diferencias, las fuerzas que forman la alternativa a las fuerzas de izquierdas», ha señalado, para añadir que «Andalucía necesitaba estabilidad, y lo que hemos hecho es anteponer los andaluces a las siglas».

No obstante, ha señalado que negociaciones como la desarrollada con Vox para la aprobación de los presupuestos andaluces demuestran que hay que hacer «un esfuerzo por dialogar si no queremos una involución hacia políticas de izquierdas».