La foto corresponde a la última comida celebrada el domingo 7 de abril en Sevilla. Arriba, a la derecha, Alejandro Rojas Marcos
La foto corresponde a la última comida celebrada el domingo 7 de abril en Sevilla. Arriba, a la derecha, Alejandro Rojas Marcos - ABC
Andalucía

Las jóvenes viejas glorias del Partido Andalucista

A pesar de la desaparición del PA, se reúnen una vez al año por primavera para verse las caras

SevillaActualizado:

La foto de la reunión del pasado domingo se colgó en el Twitter de Marta Mejías, exconcejal del Ayuntamiento de Sevilla, exdiputada y ex alto cargo del Partido Andalucista (PA) y todo fue como un «Yo también fui a la EGB». Rebobinar en la mente para buscar con la mirada a las jóvenes viejas glorias de un partido tan ligado a la historia de la Transición y de Andalucía.

De entre los presentes destaca el alma mater, arriba a la derecha, subido en una silla, con una luz cenital sobre su cabeza y las dos manos con la uve de victoria. Sí, es él. Alejandro Rojas Marcos. El fundador hace casi 60 años, en la clandestinidad, del único movimiento nacionalista andaluz y su posterior liquidador, cuando el 12 de septiembre de 2015 se disolvió porque ya había perdido la confianza política de los votantes.

«El partido tenía su día, el primer domingo de primavera», señala Mejías

También acudieron al encuentro, entre otros, Juan Ortega, Mariano Pérez de Ayala, José Hurtado, Miguel Ángel Arredonda, Julián Álvarez, Antonio Ardila... La autora de la instantánea, Mejías, comenta para este periódico el leitmotiv: «Lo primero de todo, los garbanzos estaban buenísimos, [se ríe a carcajada limpia], el partido tenía su día, el primer domingo de primavera, donde nos reuníamos de forma oficiosa todos, desde los militantes de base hasta los dirigentes. Y esa tradición se mantuvo incluso después de disolvernos. En 2016 y 2017 fue en La Lantejuela, el año pasado en San Fernando y este lo íbamos a hacer en los patios del hotel de Rojas Marcos, pero hubo que posponerlo porque había amenaza de lluvia».

Este redactor le comenta que están todos muy sonrientes y Mejías responde, «normal, ya no ocupamos banquillo, nos llevamos genial entre todos, como no hay poder para repartirse...». «El Partido Andalucista fue la vanguardia de muchas cosas y casi todos los que estamos en la foto tienen una profesión, funcionarios, profesores, médicos... éramos políticos vocacionales, por lo que cuando lo dejamos se pudo volver a una vida normal, por eso aparecemos tan jóvenes», añade. Marta Mejías se emociona cuando habla del PA, «cometimos errores, claro, pero también muchos aciertos, sobre todo en la gestión, otra cosa es que no supiéramos venderlos por falsa modestia, pero sin los andalucistas no se concebiría Sevilla con Metro, el Estadio Olímpico, el carril bici o la creación de una consejería de Turismo, porque apenas había infraestructuras en aquella época».

El recuerdo de Manolo Prado

En la comida se echó de menos la figura de Manolo Prado, recientemente fallecido. Estaba en el Consejo de Transición, que finaliza el 31 de diciembre de este año, «cuyo objetivo es dar cobertura legal a los más de 300 concejales que aún mantenemos por los pueblos». Mejías considera que ha habido una auténtica «diáspora» con los andalucistas y que se han ido «desde la más absoluta libertad personal, al PP, Cs, Andalucía por Sí o como independientes, no hay unos herederos directos», concluye.