El consejero de Educación Javier Imbroda en un pleno del Parlamento
El consejero de Educación Javier Imbroda en un pleno del Parlamento - Juan Flores
De las tasas más altas de España

Imbroda se toma como un reto acabar con el 21% de abandono escolar en Andalucía

En Andalucía, 250.000 niños necesitan refuerzo educativo en materias troncales como Lengua, Matemáticas e Inglés

SevillaActualizado:

Cuando Javier Imbroda tomó posesión de su despacho en Torretriana se encontró con muchos informes encima de la mesa. Y uno de ellos lo dejó marcado hasta el punto de que ha querido que su primera medida como miembro del Gobierno andaluz estuviese destinado a torcerle el pulso. En Andalucía, 250.000 niños necesitan refuerzo educativo en materias troncales como Lengua, Matemáticas e Inglés. Ese dato, junto con la tasa del abandono escolar (que está en el 21%, una de las más altas de España) han sido los motivos que le han hecho poner en marcha el programa de refuerzo educativo estival, una propuesta novedosa que le ha generado la primera polémica.

¿Por qué? Porque estaba destinado a 100.000 alumnos y sólo se han apuntado 3.657 con el plazo ya finalizado. Un fracaso para el PSOE y Adelante Andalucía y una puerta a la esperanza para la Consejería de Educación.

El programa está destinado a los niños de Primaria que hayan suspendido o sacado notas bajas en las materias troncales o en inglés y que sus profesores recomienden a las familias que los incluyan en este refuerzo. Tendrá lugar durante quince días del mes de julio y a un precio de 15 euros por quincena para las familias e incluirá también actividades deportivas para los pequeños. Un precio subvencionado ya que a la Junta le cuesta 120 euros por cada niño la quincena.

En su primera rueda de prensa como consejero de Educación, Javier Imbroda anunció que ha rescatado 27 millones de euros de Fondos Europeos que estaban disponibles en su departamento para financiar este proyecto. Unos fondos finalistas que están destinados a luchar contra el abandono escolar y que, si no se destinan a este fin, se perderán. Con la apertura del programa, se abre la línea de gasto y el dinero que no se ejecute en este curso se quedará disponible para el próximo.

Escuela pública

El programa se va a realizar en las escuelas públicas o concertadas y con profesores voluntarios durante el mes de julio. Y ahí está otra de las claves de este programa ya que los docentes cobrarán 30 euros la hora como gratificación. Se han apuntado 1.674 profesores, todos funcionarios de la Junta, por lo que la ratio es muy elevada con respecto a los alumnos.

La Consejería de Educación quiere extender este programa de refuerzo educativo durante todo el curso escolar y que se prolongue también hasta el mes de julio. Con este planteamiento, el programa de este año sería una suerte de plan piloto.

A pesar de estas buenas intenciones, en Educación reconocen que ha habido fallos en la organización de esta iniciativa, que se ha puesto en marcha en sólo tres meses por un equipo directivo totalmente nuevo. Uno de los problemas es de logística ya que hay pequeños que tal vez se apuntarían al refuerzo al conocer sus notas finales.

Tampoco está decidido todavía qué centros educativos ofertarán este programa ya que se pretenden cubrir todas las zonas de demanda si bien no implantarlo en todos los colegios. Al menos en este verano.