Eleuteria Amador
Eleuteria Amador - ABC

Eleuteria Amador: «No se debe tardar mucho tiempo en comunicar una noticia mala a la familia»

La coordinadora del Giped nos da las claves de cómo reaccionar ante una emergencia en una entrevista realizada días antes del hallazgo del cadávez de Gabriel Cruz

Actualizado:

¿Técnicamente cuál es la diferencia para un psicólogo entre una emergencia y un desastre?

La diferencia entre emergencia y desastre supone que, en la primera se trata de un fenómeno o suceso que no se esperaba, eventual, y desagradable por causar o poder causar daños o alteraciones en las personas, los bienes, los servicios o el medio ambiente. La emergencia supone una ruptura de la normalidad de un sistema, pero no excede la capacidad de respuesta de la comunidad afectada, en cambio en el desastre toda la población de forma indiscriminada, se ve afectada por los hechos infaustos, y la vida social cotidiana se ve alterada.

¿Un desastre natural se asume mejor que un acto provocado, por ejemplo un delito de terrorismo?

La intencionalidad, es el factor clave para que las personas afectadas, sean más vulnerables con los intencionados, y sus reacciones psicológicas van a variar en algunos aspectos (sensación de irrealidad e incredulidad, exacerbación de los sentimientos de culpa, necesidad de culpar a alguien). De acuerdo con la escala Nash, habrá mayor dificultad para elaborar el duelo según el tipo de muerte, así según esta escala, la muerte natural, el accidente, el suicidio y por último el homicidio, incrementa en proporción directa su dificultad.

¿Cuándo y cómo es la manera más apropiada para comunicar una mala noticia?

No se debe tardar mucho tiempo desde que se tiene conocimiento hasta que se comunica, ya que esta forma reduce los posibles rumores, informaciones alarmistas e incertidumbre, que provocan mayor sufrimiento. El cómo implica un procedimiento a seguir. Desde recopilar toda la información sobre lo sucedido antes de comunicarlo, hasta elegir el lugar más idóneo, así como valorar características socio personales y habilidades de afrontamiento de los miembros de la familia. También hay que tener ciertas habilidades y actitudes: detectar qué saben y qué desean saber de lo sucedido, ofrecer información gradual, etc. Sabemos que un déficit de información puede aumentar los niveles de ansiedad.

¿Pueden los medios de comunicación causar daño adelantando una noticia negativa?

A veces los medios de comunicación pueden actuar en forma precipitada y generar algún tipo de daño a los afectados. Sobre todo si actúan de forma invasiva y obstaculizando la actividad de los equipos de rescate o a los supervivientes que están ayudando. Tienden a crear mitos con respecto a las personas implicadas en el desastre o rescate, cambian rápidamente de interés abandonando a las víctimas y a los equipos de trabajo. Hay que informar sobre la presencia del peligro, ofrecer pautas inmediatas de auto protección, transmitir el comportamiento más adecuado a seguir, mantener informado sobre el proceso de la emergencia y dar serenidad y confianza.

¿Cómo influye un rumor?

Los rumores pueden distorsionar las conductas colectivas generando división, pérdida de apoyo de las víctimas o conflictos. Debemos mantener informadas a las familias, lo mejor posible. Si las familias tienen que regresar a sus hogares a causa de demoras en la localización de desaparecidos, deberá concertarse una reunión informativa (briefing) diaria con dichas familias. Actualizar esa información con frecuencia, ayudará a la familia a afrontar la incertidumbre. Además debemos asegurar que las noticias desasosegantes se comunican de modo compasivo y delicado.

¿El caso de Gabriel Cruz se ha llevado bien desde el punto de vista de la no especulación?

En principio, por lo que tengo de conocimiento sobre este caso, valoro positivamente dicha gestión.

El desenlace aunque sea negativo en el caso de un familiar, ¿libera la tensión acumulada por la incertidumbre?

Por supuesto, ya que hasta que no hay constancia real de que el cuerpo ha aparecido sin vida, no hay un «permiso» personal y social para empezar a elaborar el duelo. En este tipo de evento traumático, la elaboración del duelo tarda más en iniciarse y es más costosa de elaborar. Se recomienda, cuando ya no hay posibilidades de que aparezca la persona viva, realizar un ritual de despedida.