La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, hará oficial el adelanto electoral para finales de 2018 - EFE/José Manuel Pedrosa Vídeo: A. Periáñez
ELECCIONES EN ANDALUCÍA 2018

Susana Díaz adelanta las elecciones en Andalucía al próximo 2 de diciembre

La presidenta de la comunidad preside en la tarde de este lunes una sesión extraordinaria del Consejo de Gobierno para anunciar el decreto de disolución del Parlamento

SevillaActualizado:

Las elecciones en Andalucía 2018 serán el próximo 2 de diciembre. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, preside esta tarde, a las 18.00 horas, una sesión extraordinaria del Consejo de Gobierno andaluz para anunciar la firma del decreto de disolución del Parlamento y convocatoria de las elecciones autonómicas tras meses de incertidumbre. Su anuncio coincide en el tiempo con la rueda de prensa del PP sobre los gastos en prostíbulos de la Faffe por un importe superior a los 30.000 euros y el anuncio de Ciudadanos de que pedirá su comparecencia en la comisión de investigación de este caso de corrupción en Andalucía.

Con esta convocatoria, Díaz depeja por fin lo que era un rumor incesante hace meses: la convocatoria de elecciones anticipadas en Andalucía. Y lo hace después de que pasase la fecha que muchos señalaron como posible: el 25 de noviembre. Esta mañana trascendía que el decreto de la convocatoria electoral había sido incluido en el orden del día del Consejo de Gobierno de este martes remitido a las consejerías y que había sido tratado este asunto en la reunión de viceconsejeros, los llamados consejillos, que preside el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios.

La presidenta descartó la fecha del 25 de noviembre. Entre otros motivos por que el 8 de noviembre, cuando debería haber comenzado la campaña electoral, Díaz tendrá que ir al Senado a hablar de los casos de corrupción en la Junta de Andalucía. Así pues, los andaluces están llamados a votar el próximo 2 de diciembre.

Despejadala fecha, solo hay que hacer cuentas para ver el resto de los momentos clave que van a culminar el primer domingo de diciembre. De esta forma, la campaña electoral arrancará el viernes 16 de noviembre. La jornada de reflexión será, pues el sábado 1 de diciembre.

Campaña en marcha

En realidad, aunque hasta este lunes no se haya conocido la fecha exacta de las elecciones en Andalucía, hace ya semanas o meses que todos los partidos políticos están de campaña electoral. Así, el PSOE alterna una agenda cargada de actos para Susana Díaz con los anuncios de generosas contrataciones en la administración pública andaluza.

Por su parte, Ciudadanos, que llevó a cabo unas primarias exprés antes de verano, lleva semanas de citas con los líderes nacionales de su partido -Albert Rivera e Inés Arrimada- para dar visibilidad a la marca. Lo mismo ocurre con el Partido Popular. El candidato de esta formación, Juanma Moreno, ha visto cómo el presidente nacional del PP, Pablo Casado, visitaba Andalucía en varias ocasiones en las últimas semanas. Caso aparte es el de la conflucencia de Podemos e IU. La marca con la que concurren a estas elecciones, Adelante Andalucía, y que tiene como cabeza de lista a la podemita Teresa Rodríguez, lleva ya semanas en la carretera contando quiénes son y cuáles son sus objetivos.

Adelanto «técnico»

Con el nuncio de la fecha de las elecciones en Andalucía, Susana Díaz adelante loa comicios, que tendrían que haber sido en marzo del año que viene. Un tiempo que desde el PSOE consideran que invalida el que esto sea un adelanto. Tachan a la convocatoria, como también lo ha hecho en varias ocasiones el Gobierno andaluz y la propia Susana Díaz de una cuestión «técnica».

Sin embargo, la fecha importa. E importa mucho. De haberse producido en marzo, Susana Díaz tendría que haber visto un posible desgaste de la marca PSOE por la gestión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Además, se arriesgaba a un nuevo bloqueo en la investidura del próximo presidente de la Junta por cruzarse estos comicios con los locales y europeos, que tandrán lugar en mayo del próximo año. Díaz no quiere de ninguna forma que el sillón de San Telmo entre en el mercadeo de puestos y votaciones de los ayuntamientos andaluces. Y, además, quiere que se hable solo de Andalucía en la campaña.