Imagen del Hospital de la Serranía de Ronda
Imagen del Hospital de la Serranía de Ronda - ABC
SANIDAD

El Consejo General de Enfermería registra 557 agresiones a enfermeros en Andalucía

La comunidad ostenta el 35 por ciento de las incidencias en toda España

SevillaActualizado:

Andalucía fue la comunidad autónoma que registró más agresiones a enfermeros durante 2107, con 557 ataques, que representaron un 35 por ciento de todos los contabilizados en España.

El año pasado se contabilizaron en España 1.593 agresiones a enfermeros, de las que el 70 % han sido verbales y el 30 % físicas, primeros datos que ofrece el Observatorio Nacional de Agresiones a Enfermeras y Enfermeros puesto en marcha por el Consejo General de Enfermería el pasado abril.

"Con los datos de que disponemos podemos decir que esto es solo la punta del iceberg", ha asegurado el secretario general del Consejo General de Enfermería, Diego Ayuso, quien, en una nota, ha explicado que hay regiones en las que el registro no refleja todos los casos reales.

Además, las agresiones que suelen denunciarse son las físicas pero las verbales son muchas más "y afectan psicológicamente al profesional", ha explicado.

"Si alguien llega a tu trabajo y te insulta, te amenaza, eso genera una inestabilidad, una ansiedad y un estrés enorme que desde luego no tiene por qué sufrir un profesional enfermero", ha subrayado Ayuso.

Por comunidades autónomas, Andalucía es la que ha registrado un mayor número de agresiones con 557, un 35 % del total, seguida de Castilla y León (203) y País Vasco (184).

No obstante, el Observatorio no tiene datosde comunidades como Cataluña y, en función de cada región, "se contabilizan unas cosas u otras, lo que complica el cómputo de las agresiones.

Por ello, desde el Consejo General de Enfermería insisten en la importancia de realizar un registro unificado y homogéneo y a través del Observatorio Nacional de Agresiones.

Y se recuerda que "si como consecuencia de la agresión sufrida se deriva un problema de salud éste tendría la consideración de enfermedad profesional", pero si no se denuncia la agresión, los afectados no podrán beneficiarse de la protección por contingencia profesional en el sistema de la Seguridad Social.

El objetivo del Observatorio es "frenar la lacra de las agresiones al personal sanitario" que, además, afecta en la calidad del servicio asistencial que prestan a toda la ciudadanía, ha concluido el Consejo.