El nuevo consejero de Economía en la comisión parlamentaria
El nuevo consejero de Economía en la comisión parlamentaria - EP
Comisiones en el Parlamento

El consejero de Economía avisa de que la convergencia de Andalucía está igual que hace 40 años

Rogelio Velasco minimiza una bajada masiva de impuestos y crear 600.000 empleos

SevillaActualizado:

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, ha advertido en su primera comparecencia en el Parlamento andaluz de que la convergencia de la economía andaluza con España «está igual que hace cuarenta años».

«Llevamos cuarenta años intentando converger con las regiones más avanzadas de España y no lo conseguimos; las cifras son tozudas», ha alertado Velasco al exponer este miércoles el programa de su departamento a la Comisión de Economía de la Cámara autonómica.

Ha recordado que pese a los más de 102.000 millones de euros de fondos europeos recibidos, el PIB per capita andaluz, que hace diez años alcanzaba el 77,7 por ciento de la media española, ha bajado al 74 por ciento, el 68,1 por ciento en el caso europeo.

Además, este diferencial ha crecido 4,8 puntos desde 2005 por un mayor impacto de la crisis, por lo que Andalucía se sitúa como la tercera mayor economía de España pero la 16 en PIB per capita.

«Revertir esta situación es una tarea de enorme complejidad a la que no podemos aplicar simples medidas mágicas; en economía no existen las varitas mágicas», ha apostillado.

Velasco ha anunciado «reformas de calado» y «medidas de reactivación económica» para que la economía andaluza «crezca más, genere más empleo y esté más diversificada».

La eliminación de trabas burocráticas en la actividad empresarial, la vigilancia de la libre competencia, el buen uso de los fondos europeos y la apuesta por la revolución digital como revulsivo para el crecimiento económico han sido algunos de los objetivos adelantados por el consejero.

Contacto regular con los científicos

Como novedades, ha anunciado su intención de que los diputados mantengan un «contacto regular» con el ámbito científico para conocer sus avances, como ocurre en otros países europeos o la inclusión del emprendimiento como asignatura en los centros educativos públicos andaluces.

Un ámbito de especial importancia para el consejero es el universitario, del que ha destacado que sólo una universidad andaluza -la de Granada- figura entre las trescientas primeras del mundo y para el que anunciado «incentivos para que aquellos grupos de investigación que encuentren la excelencia en sus resultados reciban recursos adicionales».

«Las universidades andaluzas tienen que jugar un papel mucho más importante en el crecimiento económico de Andalucía», ha apostillado.

Francisco Javier Conejo, del Grupo Socialista, ha criticado la «arbitrariedad» en el reparto de competencias económicas del nuevo Gobierno andaluz que, ha remarcado, «más que un gobierno de coalición parecen dos gobiernos».

En su réplica a este diputado, el consejero ha minimizado los anuncios electorales de crear 600.000 empleos y de una bajada masiva de impuestos, que ha circunscrito al ambiente de una campaña electoral, aunque ha opinado que hay margen para trabajar por estos objetivos.

Ramón Herrera, del Grupo Popular, ha criticado el intervencionismo económico de los gobiernos socialistas y ha criticado que desde 2013 «no se ha ejecutado un solo euro ni se ha concedido un solo proyecto de investigación en las universidades andaluzas».

«Ustedes heredan un deuda millonaria con las universidades», ha aseverado, tras denunciar que el PSOE le pida al consejero que cumpla en dos semanas «incumplimientos de años» de gobiernos socialistas.

Francisco José Carrillo, de Ciudadanos, también ha criticado a los anteriores gobiernos socialistas y ha abogado por que Andalucía «no esté en el mapa de la corrupción sino en el del crecimiento y el emprendimiento».

David Moscoso, de Adelante Andalucía, ha criticado propuestas económicas liberales de Ciudadanos y ha reclamado una mayor apuesta por el sector público ante lo que el consejero le ha espetado: «La historia de la empresa pública en España es catastrófica».

Rodrigo Alonso, de Vox, ha opinado que el reto de Velasco de «sacar a Andalucía» del vagón de cola español supone «el reto más importante del Gobierno andaluz», ha advertido que este partido impondrá «cordones sanitarios a las políticas que sean más de lo mismo» y tras evocar el «gran imperio español en el que no se ponía el sol» ha proclamado la llegada del «tiempo de los patriotas» para «poner a Andalucía y a España en el lugar que se merece».