Los controles en las carreteras se están intensificando.
Los controles en las carreteras se están intensificando. - Rafael Alcaide
Tráfico

Andalucía tiene nueve de los 25 radares fijos que más multan en España

Los cinemómetros andaluces que están dentro de la lista han recaudado más de diez millones de euros

SEVILLAActualizado:

La velocidad sigue siendo una de las principales causas de muerte en las carreteras españolas. Ante esta situación, no queda más remedio que intentar concienciar a la ciudadanía de que en la carretera no hay sitio para las prisas. Así, la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha redactado un informe con los 25 radares fijos que más multan en España, entre los que destacan nueve ubicados en las carreteras andaluzas.

Así pues, los nueve cinemómetros fijos andaluces que se han colado entre los 25 que más sanciones ponen son: Jaén (A-44, kilómetro 76,6 sentido decreciente en la Autovía Sierra Nevada-Costa Tropical), Málaga (dos en la A-7, kilometros 256,7 y 246 en la Autovía del Mediterráneo, uno en la MA-20, en el kilómetro 10,4 de la antigua carretera del Mediterráneo y otro en la A-384, kilómetro 89,6 en la conocida vía que conforma la Ruta de los Pueblos Blancos), Córdoba (A-4, kilómetro 417,5 de la Autovía de Andalucía), Cádiz (A-381, en el kilómetro 74,7 de la Autovía Jerez-Los Barrios y Ruta del Toro y la N-340 en el kilómetro 84,8 a la altura de Tarifa) y Sevilla (A-92, en el kilómetro 29,1).

Estos nueve radares han puesto un total de 271.304 denuncias y han recaudado más de diez millones de euros (10.231.655,1) hasta octubre de 2017.

El que más recauda en Andalucía es el de la A-44, kilómetro 76,3, en Jaén

Hasta el pasado 23 de octubre, 375 radares fijos de la Dirección General de Tráfico han formulado 1.607.062 denuncias por sobrepasar los límites de velocidad establecidos en las carreteras españolas, por un importe económico de 63.304.699 euros. Esto supone un incremento de cuatro por ciento sobre el número de denuncias formuladas en el mismo periodo del año anterior, explica AEA.

Destaca el informe que los radares fijos que más denuncias han contabilizado han sido los de Andalucía, con 425.979 denuncias. Le siguen Casilla y León, con 205.578 y Castilla-La Mancha, con 186.120. En el lado opuesto encontramos los radares de Cantabria (22.313), Asturias (22.407) y Extremadura (24.222).

Los radares más productivos

No obstante, han sido los radares de Navarra (9.020 denuncias por cada radar); Canarias (6.371) y Andalucía (5.999), los más productivos, teniendo en cuenta el número de denuncias formuladas por cada cinemómetro.

Entre los menos productivos se encuentran los de Asturias (1.723 denuncias por radar); Extremadura (2.202) y Cantabria (2.479). Llama la atención que los radares fijos de Tenerife han pasado de no formular ninguna denuncia en 2016 a imponer 36.993 en 2017.

Con motivo del «importante» número de denuncias formuladas por exceso de velocidad; la ubicación mayoritaria de los radares en autopistas y autovías; y la repetición de los radares más activos, el presidente de AEA, Mario Arnaldo, ha pedido a la DGT que se replantee su política de radares, ya que, en su opinión, «no se está consiguiendo» el objetivo de evitar los excesos de velocidad, ni los accidentes, convirtiendo los radares en «meros instrumentos de recaudación».