Asimismo, cualquier persona que visite Andalucía podrá obtener sus medicinas en las farmacias andaluzas
Asimismo, cualquier persona que visite Andalucía podrá obtener sus medicinas en las farmacias andaluzas - ABC
Salud

Los andaluces ya pueden retirar sus medicamentos en cualquier farmacia española

Comienza a funcionar la receta electrónica interoperable que permite el intercambio de información de prescripciones y dispensaciones entre las distintas comunidades autónomas

SevillaActualizado:

Los andaluces podrán obtener a partir de este miércoles la medicación que tengan recetada por sus especialistas en oficinas de farmacia de cualquier comunidad autónoma, a excepción de las de la Comunidad de Madrid y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que aún están ultimando los cambios para formar parte de este proyecto de interoperabilidad impulsado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Según informa la Consejería de Salud en un comunicado, del mismo modo, cualquier persona que visite Andalucía, independientemente de su lugar de residencia en España, podrá solicitar en las farmacias andaluzas los fármacos que tenga prescritos con solo presentar su tarjeta sanitaria. La Junta destaca que con todo ello se evitan tareas administrativas para el personal médico y para la población y se mejora la calidad y accesibilidad de los servicios sanitarios públicos.

El objetivo del proyecto de receta electrónica interoperable del Sistema Nacional de Salud (SNS) es que todos los pacientes puedan moverse por el territorio nacional y obtener sus medicamentos prescritos en cualquier farmacia del país, con independencia de en qué comunidad hayan sido recetadas y sin tener que acudir a su médico para que les realice anticipos.

La extensión de la receta electrónica y la interoperabilidad en el SNS se ha venido impulsando desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y Red.es, entidad pública adscrita al Ministerio de Economía y Empresa. Para hacer posible la extensión de este proyecto en Andalucía se ha trabajado durante los últimos meses en colaboración con el Ministerio, el resto de comunidades autónomas y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. De esta forma, se ha realizado un pilotaje en 50 oficinas de farmacia andaluzas en el que se han podido validar las distintas fases del proceso.