Vista de una de las terrazas de las viviendas
Vista de una de las terrazas de las viviendas - ABC
INMOBILIARIO

Villas con huertos orgánicos para atraer el cliente nórdico a la Costa del Sol

Proyectan en Benahavís una urbanización con 13 viviendas con dos huertos orgánicos cada una en 5.000 metros de jardín mediterráneo de árboles frutales

BenahavísActualizado:

Las agencias inmobiliarias se han fijados en el poder adquisitivo de los nórdicos y emplean diferentes técnicas para atraerlos a sus productos. Lo último es una promoción de viviendas que incluye dos huertos orgánicos cada una casa. Se desarrollará en Benahavís, en una parcela que por su orografía permite a todas los domicilios tener vistas al mar, desde el centro de un jardín mediterráneo de 5.000 metros cuadrados. «En el norte y el centro de Europa están más concienciados en este aspecto y lo buscan», apuntó Javier Hernández, jefe Ejecutivo de Belagom, la constructora que va a hacer el proyecto.

Las zonas ajardinadas estarán llenas de árboles frutales, cuyo fruto se puede comer, porque la sostenibilidad y la eficacia energética son el principal reclamo para los futuros compradores. «Los árboles del jardín será frutales autóctonos comestibles, también porque consumen menos agua», señaló el jefe Ejecutivo de Belagom, la constructora que va a hacer el proyecto.

Ahorro de energía

Son 13 villas de unos 600 metros cuadrados con 300 de ellos construidos bajo los sellos europeos de certificación sostenible. «Las obras comienzan entre finales de noviembre y diciembre. Tenemos un período de ejecución de 18 meses», señaló Marina Romero, jefa de operaciones de Belagom, que añadió que la promoción de viviendas está asentada en la sostenibilidad, sin ser una casa pasiva de cero emisiones, pero con altos niveles de ahorro de energía, agua o transformación de residuos.

A esto suma la posibilidad de tener comida orgánica de primera mano en uno de los huertos y un proyecto de economía circular dentro de toda la urbanización. «La idea es que en la comunidad haya una persona que se encargue de los huertos y también del mantenimiento del jardín, para que haya productividad todo el año», apuntó Hernández, quien dijo que, cuando estos productos de la huerta no sean consumido,s habrá un programa para donarlos a asociaciones contra la exclusión social o a comedores de colegios.

Para vivir seis meses

En este entorno, se venderán las villas con un precio de salida desde los 1,4 millones de euros. Son viviendas de tres plantas con un solárium. Todas cuentan con piscina, tienen tres habitaciones, dos baños y un aseo, en medio de un paraje natural pensado para permitir también la práctica de deportes activos.

Viviendas que pueden tener un coste corriente aproximado de unos 600 euros al mes. «Es un lugar donde los nórdicos pueden desplazarse a vivir seis meses al año con una buena calidad de vida», explicó Hernández, que destacó que se dispone de campos de golf.