Policía Nacional en una operación
Policía Nacional en una operación - ABC
PEDOFILIA

El último entrenador pedófilo de Málaga tenía 18 víctimas más, abusó de una y les daba drogas

En un principio fueron seis niños los que denunciaron la acción de este pederasta de 26 años, que captaba a sus víctimas en las categorías de futbol base de la provincia

MálagaActualizado:

El pasado 30 de mayo, el Juzgado de Instrucción 12 de Málaga envió a prisión a un entrenador de fútbol base por corrupción de menores en internet, pese a que el hombre de 26 años negó los hechos de los que se le acusan. El tribunal decidió mandarle a la cárcel en base a las pruebas y a las denuncias de seis menores, que habrían sido extorsionados por este pedófilo a través de Instagram. Ahora la Policía Nacional ha encontrado evidencias de otras 18 posibles víctimas más, a una de las cuales se atribuye haber sufrido abusos sexuales y a las que se le habrían suministrado drogas.

Avanzadas las investigaciones, ahora en manos del Juzgado de Instrucción 11 de Málaga, se han descubierto más pequeños bajo la acción en internet de este presunto corruptor de menores. Se han identificado a 18 nuevas víctimas en los equipos informáticos intervenidos en el registro en el domicilio de los padres del supuesto pedófilo, que con algunas fue más allá de la simple extorsión con contenido sexuales.

Gracias al análisis pormenorizado de dispositivos y las exploraciones de los menores, investigadores del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Comisaría Provincial de Málaga han localizado a nuevas víctimas, situando la cifra en 24 niños. Entre los perjudicados se encuentra un menor que habría sufrido también abusos sexuales por el investigado en el domicilio de este.

Porno y drogas

Según las nuevas pesquisas, el supuesto pedófilo, que está en prisión provisional a la espera de juicio, habría invitado a algunas de las nuevas víctimas a su domicilio y allí les habría mostrado vídeos con contenido pornográfico y les habría facilitado incluso sustancias estupefacientes. El detenido habría aprovechado su condición de entrenador y su cercanía a los menores para ganarse la confianza de estos y la de sus padres. Una de las nuevas víctimas habría sufrido tocamientos por parte del investigado una noche que pernoctó en su domicilio.

La investigación se inició el pasado mes de octubre, a raíz de la denuncia del padre de un menor en la que informaba que su hijo había sido extorsionado a través de la red social Instagram desde un perfil concreto. Una vez conocida esta información, los agentes iniciaron las indagaciones para determinar la persona responsable de las actividades denunciadas e identificar a otras posibles víctimas.

Diez perfiles

Fruto de las gestiones practicadas, los investigadores localizaron otras cinco denuncias relacionadas con los hechos y se estableció un nexo común entre todas las víctimas, que era que estaban federadas en diferentes equipos de fútbol base de la provincia. También constataron que los menores eran amedrentados desde diez perfiles distintos que guardaban cierta similitud entre ellos, por lo que podrían ser de la misma persona.

Las conexiones a la red social se realizaban desde un equipo instalado en una vivienda de Málaga donde convivían varias personas. Con el objetivo de determinar la posible autoría, se realizaron gestiones que condujeron a los investigadores a uno de los hijos de la familia que allí residía, un joven de 26 años y nacionalidad española que se dedicaba al mundo del fútbol infantil.

Aquella información recabada permitió solicitar un registro de la vivienda, donde se intervinieron soportes informáticos como tres teléfonos móviles, un disco duro, tabletas y un ordenador portátil. Tras un exhaustivo análisis del material intervenido se descubrió la presencia de archivos con material pedófilo. Una vez comprobada la existencia de estos archivos se detuvo al presunto responsable. Por parte del grupo de investigación competente se continúan las gestiones para determinar si existen nuevas víctimas, aparte de las 24 ya identificadas.