Javier Fernández y Adrián Martín en Vélez-Málaga
Javier Fernández y Adrián Martín en Vélez-Málaga - Javier Fernández
GENTE

El patinador Javier Fernández da ánimos a Adrián Martín en su recuperación

El reciente medallista olímpico en Corea del Sur estuvo en Vélez-Málaga visitando al pequeño cantante tras sufrir dos ingresos hospitalarios

MÁLAGAActualizado:

El patinador Javier Fernández visitó ayer lunes a Adrián Martín, el niño cantante con hidrocefalia de Vélez-Málaga. El medallista olímpico español, que el pasado febrero consiguió un bronce histórico en Corea de Sur, estuvo con el pequeño cantante, que se recupera de un doble ingreso hospitalario. Tras la visita, Fernández destacó el talento de Martín y agradeció haber pasado un rato con la familia en estos momentos de recuperación. Por su parte, el pequeño cantante agradeció el gesto al «campeón».

No es el mejor momento del niño cantante, desde que un video en Youtube cantando «Qué bonito» de Rosario Flores con su hermana Sonia lo catapultara a la fama. El «boom» le ha llevado por toda América y su disco «Lleno de vida» fue nominado a un Grammy Latino en 2016. Aunque el 2018 comenzó mal para Adrián. El domingo 21 de enero el pequeño ingresó por unos dolores de cabeza y vómitos en el hospital Materno Infantil de Málaga. Fue operado de urgencia porque un catéter por el que evacúa el líquido de su cabeza se había roto. Los doctores no quedaron contentos con el resultado y tuvieron que repetir la operación.

Tras dos intervenciones, los médicos del hospital malagueño decidieron que había que hacer una tercera cirugía. Esta se produjo el siguiente miércoles por la mañana para sustituir las dos válvulas que hay en su cabeza y que drenan el líquido acumulado alrededor de cerebro. La operación fue un éxito y días después se le retiraron los calmantes y volvió a casa el pasado 8 de febrero, donde lo primero que hizo al entrar por la puerta fue agarrar la guitarra. Pero el calvario no había terminado.

El 14 de febrero volvió a sentirse mal. Sus padres le volvieron a llevar al hospital Materno Infantil, porque habían vuelto los dolores de cabeza y los vómitos. Había que ajustar las válvulas, que habían sido colocadas en su cabeza en la tercera intervención quirúrgica. Una vez regulada la presión del flujo de líquido que se iba drenando desde su cerebro el pequeño se recuperó de las dolencias y fue de nuevo enviado a casa, donde se recupera desde el pasado 20 de febrero.

Ahora, mientras coge fuerzas en el salón rodeado de instrumentos o buscando las zonas de la vivienda donde la acústica es mejor, Adrán Martín, que cumplió los 13 años hospitalizado, recibió la visita de uno de los deportistas más laureados del deporte español en la actualidad. Javier Fernández no es solo medallista olímpico, sino que ha conseguido seis campeonatos de Europa y ha sido dos veces el mejor del mundo en su disciplina.