Uno de los primeros edificios construidos en el PTA de Málaga
Uno de los primeros edificios construidos en el PTA de Málaga - F. SILVA
ECONOMÍA

El Parque Tecnológico es casi el 8 por ciento del PIB de Málaga

En sus 25 años de historia lleva una inversión de 800 millones de euros para dar cabida a 636 empresas y 18.000 trabajadores

MÁLAGAActualizado:

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) se ha convertido en estos últimos 25 años en un polo de desarrollo para región, comenzado por la provincia y por la propia ciudad de Málaga. Según el informe elaborado por la consultoría especializada en parques tecnológicos Infyde, el PTA supone el 7,95 por cientodel PIB (Producto Interior Bruto) de la provincia de Málaga.

La consultora destaca que el 8,27 de los empleos creados en la provincia está relacionados de forma directa o indirecta con este centro de tecnológico, junto a la barriada de Campanillas. Los datos son más importantes si se contempla sólo la aportación a la capital, donde aporta el 19,27 por ciento del PIB y representa el 20,06 por ciento del empleo.

Las cifras tienen una repercusión directa en la economía andaluza. El PTA supuso en 2016 el 1,56 por ciento del PIB andaluz. En el parque malagueño se generó el 1,65 por ciento del empleo la región, siguiendo con una evolución positiva que pasó por ser del 0,36 por ciento en el 2000 y del 1,52 por ciento en 2008.

Millones en impuestos

La actividad generada fue también una fuente de ingresos mediante los impuestos, ya que lo pagado por las empresas del PTA de Málaga fue el 1,46 por ciento de lo abonado por las compañías en toda Andalucía. En los 25 años de existencia, las entidades asentadas han pagado unos 4.550 millones en cuestiones fiscales, de los cuales 400 millones se abonaron en 2016.

Buenos datos conseguidos con una inversión de 800 millones de euros, de los cuales un 80 por ciento –según Infyde– corresponde al sector privado. Con este dinero, se mantien cerca de 18.000 empleos en las 636 empresas asentadas, que tienen a 1.530 personas dedicadas a las labores de innovación u desarrollo.

En total, el Parque Tecnológico de Málaga tiene una facturación anual de 1,750 millones de euros. El informe de la consultora resalta también la capacidad de retorno de la inversión pública, pues por cada euro de inversión pública, se han generado cuatro euros.

Efecto arrastre

El impacto total de la actividad económica representa un importe de 3.776,27 millones de euros, creado por los 49.499 empleados que han pasado por el PTA en los últimos 25 años. La consultara apunta a un «efecto arrastre» del 64 por ciento sobre los trabajos generados en un amplio número de sectores.

La consultora indica en el informe emitido que el PTA ha contribuido a un «cambio de imagen de Málaga posicionándola internacionalmente como un foco tecnológico», que promueve «la transferencia de conocimiento» y que ha tenido la capacidad de atraer inversiones extranjeras con más de 60 empresas y 5.000 empleos. «Es el principal foco de concentración de inversión extranjera tecnológica de Andalucía», remarca Infyde.