El pequeño Julen, en primer plano, con su hermano Óliver y sus padres, José y Vicky
El pequeño Julen, en primer plano, con su hermano Óliver y sus padres, José y Vicky - Foto cedida por el padre a SUR

El padre de Julen asegura que el niño «está en el pozo» y pide «que nadie lo ponga en duda»

Asegura que el niño cayó por el agujero «de pie, con los brazos hacia arriba»

Rescate de Julen, el niño que cayó al pozo, en directo

MálagaActualizado:

La peor de las fatalidades de un apacible día de campo. Así se produjo el hundimiento del pequeño Julen en el agujero donde Bomberos y Guardia Civil están buscándole desde el domingo por la tarde.

«Mi hijo está ahí, que nadie lo ponga en duda». Son las tajantes palabras que José, padre del niño de 2 años, ha desgranado en una entrevista al Diario Sur. En ella explica como la familia se encontraba en la parcela del novio de su prima para inaugurar los terrenos con una paella y un día distendido en familia.

Vicky, su mujer, estaba al cuidado de Julen pero tuvo que hacer una llamada y ausentarse unos minutos, por lo que le encargó que vigilase al niño. «El crío estaba a cuatro o cinco metros. Yo fui a coger un par de troncos y el niño echó a correr», recuerda angustiado.

Tanto José como su prima vieron como Julen caía al pozo de prospección «de pie, con los brazos hacia arriba». Según relata, el agujero nunca «ha estado sellado» y aunque nadie quitó las piedras que lo cubrían «se ve que no estaban bien puestas y Julen pisó y se coló entre ellas. Es delgadito, pesa 11 kilos», explica su padre, que pasa las noches junto a su mujer en un coche cerca del pozo.

«Ojalá fuese imposible que esté ahí, como he oído», añade en referencia a un duro revés que llega a esta pareja tras la pérdida de su primogénito, Óliver, de muerte súbita a los tres años.

La entrevista concedida a Sur también recoge la petición de la familia de más medios de búsqueda. «Mi crítica no es hacia los guardias ni los bomberos, que se están dejando la piel. Pero no puede ser que el primer camión de bomberos que llegó no llevara ni cámara; tuvieron que meter un móvil», concluye desesperado un padre que se cambiaría sin pensar por su hijo: «ojalá fuese yo el que estuviera enterrado ahí abajo, y que él estuviera aquí arriba, con su madre».

Los últimos avances

Esta mañana, el delegado del Gobierno en Andalucía ha asegurado que se han encontrado las primeras pruebas de ADN que confirman las declaraciones de José y, por tanto, la presencia de Julen en el pozo de Totalán, Málaga.

Gómez de Celis ha anunciado que hay novedades en el caso del pequeño de dos años atrapado en un pozo ya que «se encontró un poco de pelo en el túnel y las pruebas que se realizaron por parte de la Guardia Civil de ADN certifican que es del niño. Nos da una cierta certeza de que el niño está ahí, en ese pozo», según ha avanzado en una entrevista en la Cadena Ser.

En cuanto a las tareas de rescate, los efectivos que participan en las tareas de búsqueda del niño de dos años esperan hallar en un plazo de entre 24 y 48 horas, contando desde la tarde de este martes.