Entrada a la Finca de La Caridad
Entrada a la Finca de La Caridad - SUR
Caso Malaya

Marbella recibe las primeras dos fincas embargadas a Juan Antonio Roca

La alcaldesa Ángeles Muñoz ha firmado la incorporación al patrimonio municipal de «La Caridad» y «Siete Corchones» para reconvertirlas en equipamientos públicos

MarbellaActualizado:

Sigue el plan de Marbella de recuperar lo esquilmado por la corrupción para desarrollar aquellos equipamientos perdidos por los devaneos. Este martes, la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ha firmado este martes la incorporación al patrimonio municipal de las fincas «La Caridad» y «Siete Corchones». Ambas intervenidas a Juan Antonio Roca, considerado el «cerebro» de Malaya y ya en libertad condicional.

La recepción de estas dos propiedades se produce después de que la Corporación municipal aprobara por unanimidad el pasado viernes incorporar los bienes al patrimonio municipal. Son las dos primeros propiedades que el Ayuntamiento suma a su inventario procedentes de causas judiciales con sentencia firme. La intención del equipo de gobierno es construir en ellos los equipamientos públicos.

Muñoz ha firmado la recepción de ambos bienes en un acto celebrado en «La Caridad» junto con el notario Eduardo Hernández, el administrador judicial, Juan Macías, y representantes vecinales que conforman el Consejo de Participación Ciudadana. Las dos propiedades se incorporan al inventario del Ayuntamiento en virtud de la disposición recogida en los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Fue un acuerdo del gobierno local con el entonces Ejecutivo del Mariano Rajoy por el que se permite al Consistorio obtener el dinero y los bienes abonados y embargados a los condenados en procedimientos judiciales por corrupción con sentencia firme.

Equipamientos públicos

La finca de «La Caridad» se ubica entre el núcleo de población de San Pedro Alcántara y el distrito de Nueva Andalucía. Está valorada en más de cinco millones de euros y cuenta con más de 81.000 metros cuadrados de superficie. Se pretende, en principio, la construcción de equipamientos deportivos, una de las carencias que tiene la ciudad y que heredó del desarrollo urbanístico salvaje. «Es la justa reivindicación de los ciudadanos de Marbella. La finca de La Caridad ya es de los vecinos», afirmó Ángeles Muñoz, que señaló la «carga simbólica» que tiene esta propiedad al ser la más emblemática del exasesor de urbanismo.

Por otro lado, el Ayuntamiento recibe «Siete Corchones», que se encuentra en la carretera que conecta Marbella con el municipio malagueño de Istán. Tiene una superficie de 123.000 metros cuadrados y está tasada en 1,5 millones de euros. El destino de esta propiedad lo decidirán los vecinos. Será ellos lo que tendrá que votar qué equipamiento público se ejecuta en este terreno. «Supone el término de muchos años de esfuerzo hasta haberlo conseguido finalmente», ha agregado la regidora.

Ciudad de la Justicia

Las dos fincas se suman a los cerca de 15 millones de euros que el Ayuntamiento ha recuperado de causas judiciales por corrupción con sentencia firme. Hasta el momento, se han recibido 12 millones procedentes del caso Malaya aportados por la Audiencia Provincial de Málaga y 2,3 de las causas Saqueo I y Saqueo II transferidos por la Audiencia Nacional.

En este sentido, Marbella todavía anhela lo que debe ser su nueva Ciudad de la Justicia y cuya ubicación debe salir mediante este procedimiento. En este sentido, el Consistorio espera incorporar a su patrimonio municipal una parcela anexa al Hospital Comarcal Costal del Sol. La parcela fue intervenida a Juan Antonio Roca y contiene dos edificaciones abandonadas que fueron propiedad de Ávila Rojas. La ciudad también espera recuperar pronto el helipuerto de Juan Antonio Roca.