Vidriera retirada en el Ayuntamiento de Marbella
Vidriera retirada en el Ayuntamiento de Marbella - ABC
HISTORIA

Marbella destierra el Franquismo: adiós a la vidriera con el águila de la bandera del Régimen

El equipo de gobierno retira la vidriera con la simbología del régimen para colocar el escudo de la ciudad otorgado por los Reyes Católicos

MARBELLAActualizado:

Marbella desterró en la tarde del pasado jueves el Franquismo. El emblema del régimen de Franco fue retirado de las escaleras principales del Consistorio. Una enorme vidriera representaba el escudo de España en tiempos de la dictadura. En la escalinata del tercer piso el yugo y las flechas dormían desde los años 70, cuando el escultor valenciano Vicente de Espona la diseñó y fue colocada. El maestro vidriero residió en Marbella hasta su muerte en 1995 y vio a su obra convertida en el símbolo de los reproches de la izquierda en el municipio. La retirada se aprobó por unanimidad, por segunda vez, en el pleno de noviembre. Todos los grupos estuvieron de acuerdo, desde el PP –gobierna– a PSOE, Izquierda Unida y Podemos, en quitar el símbolo de la puerta del Salón de Plenos.

La razón es que hay que cumplir con la legislación de Memoria Histórica, que impide que los símbolos de la dictadura estén exhibidos en edificios públicos. «Se ha hecho justicia», asegura Carmen Varo, secretaria del grupo municipal de Izquierda Unida en Marbella, que tiene su despacho justo enfrente de la vidriera y que exhibe en una de sus paredes la bandera republicana. La retirada era una exigencia casi histórica de la izquierda local. Miguel Díaz, portavoz de IU, dijo en una de esas peticiones que era «una afrenta a la democracia» remarcando la privilegiada ubicación dentro del Consistorio.

PSOE e IU gobernaron dos años con Opción Sampedreña el municipio, pero no fueron capaces de dar una solución. No acometieron la retirada. «El contrato para quitarla es nuestro», explicó José Bernal, exalcalde del municipio y ahora portavoz del PSOE. No le falta razón. Se afanaron por quitarlo y comenzaron los trámites necesarios para ello, pero no lo consiguieron. «Todo quedó a expensas de un concurso de ideas para ver qué era lo que se ponía en su lugar», reconocen en el grupo de Izquierda Unida. Hubo varias opiniones y opciones para ese espacio, pero el emblema Franquista continúo hasta el jueves por la tarde, que los operarios consiguieron retirarlo.

No fue sencillo, puesto que había que sacarlo que una pieza. Los trabajos para arrancar la vidriera de la pared duraron dos días. «Ahora hay que ver en qué estado está, puede haberse cuarteado tras su retirada», explica Félix Romero, portavoz del PP, que asegura que la obra se va a conservar. «No estará en un edificio público, pero es parte de nuestro pasado y hay que conservarla», apunta Romero, que coincide con el PSOE en que la polémica vidriera no puede ser destruida y que tiene que ser guardad como parte de la historia.

En el lugar donde estaba ubicada se pondrá otra vidriera, pero esta vez con el escudo de Marbella. Será el emblema histórico de la ciudad, que aparece en las actas de los Reyes Católicos tras la conquista el 11 de junio de 1485. Escudo que en los últimos años fue sustituido. El tripartito PSOE, IU y OSP creó otro para los documentos oficiales, pero será el histórico el que ocupe el lugar que deja ahora el águila de Franco.