Miguel Ángel Nevado atendió a los medios tras bajar de la finca
Miguel Ángel Nevado atendió a los medios tras bajar de la finca - F. Silva

MálagaRescate de Julen: «Hay bomberos con barba de tres días y diciendo a la familia que no vuelven a casa»

Miguel Ángel Nevado, uno de los fontaneros que llevan desde el domingo tratando de sacar a Julen, narra cómo son los trabajos

Rescate de Julen, el niño que cayó al pozo, en directo

TotalánActualizado:

Más de un centenar de personas en un inédito dispositivo de rescate sin precedentes se afanan por sacar a Julen del pozo de Totalán. Según el coronel Esteban, están operando una docena de empresas voluntarias para poder llegar hasta el niño, que estaría a 80 metros bajo tierra. El trabajo no permite descanso. «Hay bomberos con barba de tres días y diciendo a la familia que no vuelven a casa», reseñó Miguel Ángel Nevado, uno de los fontaneros que están ayudando a montar los medios técnicos del operativo.

El trabajador aseguró que «la coordinación es perfecta» entre los equipos de rescate para llevar el salvamento a buen puerto. «Arriba hay gente que son padres de familia, que se están tomando esto como algo personal», afirmó Nevado, que relató algunos de los medios con los que se está trabajando y la dificultad para llevar a cabo estos trabajos dentro de un pozo tan estrecho.

«Es como el culo de una sartén», explicó el fontanero, que dijo que por ese pequeño huevo se tiene que meter un robot, dos cámaras, un equipo de succión y otro de aire, que se controlan por remoto desde un monitor en la superficie. «Es como una operación con laparoscopia. Si el crío está a 80 metros hay que dirigirlo todo desde arriba con máxima precisión», señaló Nevado, quien volvió a incidir en que el rescate es de una persona viva.

Los equipos de salvamento están siendo escrupulosos con la actuación, puesto que «hay esperanza» de sacar a Julen vivo del agujero, pero «cualquier fallo corre peligro la vida del niño y la del rescatador». «Hasta que no haya constatación de lo contrario, la búsqueda es de una persona con vida», concluyó Nevado, tras dos días de trabajo sin descanso.