Durante el último pleno un asistente leía las revelaciones de ABC sobre el espionaje en Mijas
Durante el último pleno un asistente leía las revelaciones de ABC sobre el espionaje en Mijas - ABC
CASO ESPIONAJE

Llevan ante la Fiscalía Anticorrupción de Málaga el caso de espionaje a concejales en Mijas

El escrito presentado por el PP expone los pinchazos teléfonicos y de ordenadores, el uso de cámaras ocultas, la intervención de áreas del Ayuntamiento y un supuesto chantaje al alcalde

MijasActualizado:

El presunto espionaje a concejales y trabajadores del Ayuntamiento de Mijas, desvelado por ABC, ya está puesto en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción de Málaga. El Partido Popular ha presentado este viernes un escrito ante el Ministerio Público en el que relata los hechos de los que fueron conocedores los consejeros de Mijas Comunicación el pasado 22 de marzo y que se han desgranado en los últimos días en las páginas de este diario.

Los ediles populares de Mijas Lourdes Burgos, Mario Bravo y Mario Cortes explican en un escrito los supuestos hechos de espionaje acaecidos desde la empresa pública «por si pudieran ser constitutivos de delito».

En el documento narran que se ha detectado en los ordenadores de la empresa pública que gestiona los medios de comunicación locales «sofisticados software de espías, los cuales son muy difícil de detectar» y con los que «se tiene total control del ordenador». Relatan como se muestra a los miembros del consejo «una cámara espía diminuta que graba imagen y sonido» y explica que uno de los trabajadores tiene los programas espías «muteados».

En el mismo escrito explican como este trabajador «se niega a dar el móvil», pasando una llamada de su abogada al perito judicial, la cual le indica al empleado que se lo dé, le advierte al profesional informático que «su mujer es cargo de confianza del alcalde» y que «tiene pruebas para el mayor caso contra el alcalde del 2019» –información que adelanta este viernes ABC–.

Ayuntamiento intervenido

Los populares explican que «hay indicios» de que los programas espías están tanto en telefonía como ordenadores de «órganos sensibles del ayuntamiento de Mijas», como secretaria, tesorería, asesoría jurídica e intervención. De hecho, ante esta sospecha y la aparición de unos «programas raros» en los ordenadores de dos ayudantes de Tesorería, el propio tesorero municipal solicitó parar la actividad para hacer un barrido y denunciar si se encontraran este tipo de aplicaciones.

La actividad quedó paralizada a la espera de que el alcalde decidiera si era conveniente o se debía seguir pagando y cobrando con ese material informático. El propio funcionario en su escrito avisa al alcalde de que, si no toma medidas para descartar el espionaje en una zona tan crucial el Consistorio, irá a denunciar sus sospechas de estar siendo espiado a la Fiscalía.